Al instante

EL CAMPANARIO:Cuando el viento se llevó los nombres de las emisoras

Por Orlando Cadavid Correa

Antonio Pardo García, pionero de los radio-noticieros en Colombia. Foto radionacional.com.co

 

El maestro Antonio Pardo García –leyenda viva de la radio colombiana— nos trae la historia completa de los procesos en virtud de los cuales las dos principales cadenas radiales del país echaron por la borda nombres emblemáticos de emisoras que generaban un gran sentido de pertenencia entre las multitudinarias audiencias de cada región.

Dice la misiva dirigida al Campanario por este antioqueño formador de periodistas que le puso su sello personal a los medios que tuvieron la fortuna de estar bajo su talentosa dirección:

Muy estimado Orlando:

Estupendo “El reloj de las nostalgias”. Estas miradas son las que nos reconcilian con el pasado creador y la historia que deben conocer las nuevas generaciones. Gracias por la mención de mi nombre.

Me correspondió intervenir en los debates y estudios internos e intensos que se hicieron antes de las decisiones que generalizaron el nombre de Caracol a sus emisoras y luego en las de RCN, con base en una idea exitosa que apliqué para citar la procedencia de las noticias.

Alvaro Mutis y el cofundador de CARACOL Radio, Fernando Londoño Henao en Emisoras Nuevo Mundo. Foto archivo El Tiempo

Alvaro Mutis y el cofundador de CARACOL Radio, Fernando Londoño Henao en Emisoras Nuevo Mundo.
Foto archivo El Tiempo

En los debates técnicos no siempre se estuvo de acuerdo con la idea de extender la mención que se hacia de Caracol y las ciudades en la apertura de las noticias de Ultima Hora Caracol (Caracol Bogotá, Caracol Medellín etc). El frente artístico se opuso inicialmente al cambio de nombre de emisoras iconos de la radiodifusión, como la Voz de Antioquia, la Voz del Río Cauca, la Voz de Cúcuta, etc. Hice entonces una propuesta para conciliar: añadirle el nombre Caracol al de las emisoras. Ejemplo La Voz de Antioquia-Caracol. Finalmente se impusieron criterios operacionales, de imagen y desarrollo comercial.

Eran los tiempos en los cuales cada emisora innovaba y aportaba creatividad en alta escala.

En RCN, cuando Jairo Tobón de la Roche llegó a la Cadena, agitó la bandera de la unificación del nombre por la sigla. A Ricardo Londoño, en ese tiempo presidente de la empresa, y a mi nos costó trabajo entender el cambio el nombre famoso de Nueva Granada por el de RCN Bogotá o el de La Voz de Barranquilla por RCN Barranquilla, primera emisora comercial fundada en Colombia. Se hicieron consultas con publicistas, expertos en imagen y triunfó la idea de encarar a Caracol con la sigla de RCN.

120px-Caracol_1979-1981

Fue realmente un proceso muy amplio, lleno de argumentos en favor y en contra. Algunos dicen que triunfaron las registradoras. Triunfó la mayoría de quienes representaban los tres poderes (la administración, la técnica y el artístico) y los dueños

Bernardo Tobón de la Roche no se quedó atrás y se apersonó también de la iniciativa para darle su nombre a cada emisora de la Cadena.

Habría que precisar, además, en el caso del rebautizo de emisoras colombianas que las decisiones finales se tomaron apoyadas con el argumento técnico de integrar la identidad a escalas nacional e internacional y facilitar imagen ante las audiencias, primero de Caracol y luego de RCN. Fuera de las emisoras básicas, las cadenas especializadas en diferentes géneros musicales asumieron también una sola identidad, pero respaldadas por la sigla. Ejemplo: Amor Stereo RCN.

Imagen pinterest.com

Imagen pinterest.com

Igualmente, recuerdo muy bien que para llegar al nombre de Rumba, el presidente de entonces en RCN, Ricardo Londoño, convocó sucesivas reuniones, contrató estudios de imagen etc. En una reunión en mi casa, Londoño hizo una de las últimas consultas para definir el nombre entre Rumba y Fiesta. Jairo Tobón, Fernando Molina, hoy presidente de RCN, Jorge Enrique Pulido (quien se había incorporado a Radiosucesos) Jaime Ossa y otros ejecutivos votamos por el nombre de “Rumba Stéreo RCN” con el argumento de que “Colombia más que un país de fiesta es un país de rumba”. Lo apoyó también Francisco Restrepo Arroyave, su primer director.

Un abrazo grande,

Antonio Pardo García

La apostilla: En el manejo de la radio de ahora hay gente que confunde un triciclo con un kilociclo.

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page