Al instante

EL CAMPANARIO: Mañas de una abuela y de un abogado

(Recopilación de Jairo Arcila Arbeláez)

Imagen mimaravatio.com.

Un hombre joven estaba de compras en el supermercado, cuando notó que una anciana lo seguía por todos lados. Si él se paraba, élla también a su lado y, además, se quedaba mirándolo.

Al fin, camino a la caja, ella se atrevió a hablarle y volteándose, le dijo:

– Espero que no lo haya incomodado; es sólo que Usted se parece mucho a mi hijo recién fallecido.

El joven con un nudo en la garganta, replicó que estaba todo bien, que no había problema.

La señora entonces le dijo:

 – Joven, le quiero pedir algo poco común..

 El joven contestó, diciéndole:

 – Dígame en que puedo ayudarla, Señora.

La Señora le dijo que quería que le dijera “Adiós, mamá” cuando se fuera del supermercado, y que esto la haría muy feliz!

Mi hijo murió sin despedirse de mí, solo eso me falta, se lo ruego

El joven sabiendo que sería un gesto que llenaría el corazón y espíritu de la Señora, accedió gustoso.

Entonces, mientras ella pasaba por la caja registradora se volteo y sonriendo, con la mano le dijo ¡¡¡ADIOS, HIJO!!!’

Él, lleno de amor y ternura, le respondió efusivamente:

 – ¡¡¡ADIOS, MAMA!!!’

 El hombre, contento y satisfecho porque seguramente había traído un poco de alegría a la viejita, continuó pagando sus compras.

 – Son $623.500 le dijo la cajera.

 – ¿Cómo tanto si llevo sólo cinco cosas???

 Y la cajera le dice:

  – Si, pero su MAMA dijo que usted pagaría por sus cosas también.

 Moraleja:

No confíen en ninguna viejita triple HP que se les acerque en el supermercado! !!

ENTRE UN AGENTE DE TRÁNSITO Y UN ABOGADO

Un agente de tránsito detiene a un abogado que conducía a exceso de velocidad; presentándose el siguiente diálogo:

AGENTE: Señor, usted conducía a exceso de velocidad. Puedo ver su licencia de conductor?

ABOGADO: No tengo, me la suspendieron la última vez que cometí una infracción.

AGENTE: Puedo entonces ver la tarjeta de propiedad del auto?

ABOGADO: El auto no es mío, me lo robé.

AGENTE: El auto es robado?

ABOGADO: Sí. Pero creo que la tarjeta de propiedad está en la guantera, la vi cuando guardé mi pistola.

AGENTE: Tiene un arma en la guantera?

ABOGADO: Sí. La coloqué, allí después de matar a la dueña del auto y poner su cuerpo en el baul.

AGENTE: Lleva un cadáver en el baul?

ABOGADO: Si señor.

Al escucharlo, el agente alarmado, llama por radio a central y en cinco minutos llegan varios patrulleros con un jefe, todos con la mano puesta en sus armas.

JEFE: Señor puedo ver su licencia de conductor?

ABOGADO: Por supuesto; aquí está.

JEFE: A quien pertenece el vehículo?

ABOGADO: A mi. Aquí tiene la tarjeta de propiedad y una copia de la factura de compra.

JEFE: Por favor abra lentamente la guantera para verificar que tiene.

ABOGADO: Sí Jefe, con mucho gusto. (El abogado abre lentamente la guantera y no hay ningún arma adentro).

JEFE: Señor, quisiera por favor abrir el baul?

ABOGADO: Con mucho gusto (Lo hace y no hay ningún cuerpo adentro)

JEFE: No comprendo, el agente informó que usted no tenía licencia de conductor, que había robado el auto, llevaba un arma en la guantera y que había un cadáver en el baul.

ABOGADO: Ah bueno! Y apuesto que el hijo de puta, dijo también que conducía con exceso de velocidad!… que malparido tan mentiroso… y todo por negarme a darle plata. CUALQUIER SEMEJANZA CON ALGUN ABOGADO QUE CONOZCAN ES PURA COINCIDENCIA.

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page