Al instante

EL CAMPANARIO: Humor,dulce humor, en vez de hogar, dulce hogar

Por Tomás Nieto

Imagen gsslatino.com.mx

 

Una mujer quería saber qué pasaría si le decía a su esposo que se iba de la casa sin decirle a dónde.

Así que escribió una carta manifestándole que estaba cansada de él y que no quería estar más con él.

Al terminar dejó la carta en la mesa de noche y se escondió debajo de la cama.

Cuando su esposo llegó a la casa, leyó la carta y escribió algo en ella; luego empezó a cantar y a cambiarse de ropa. Tomó su teléfono celular y marcó un número y dijo: Hola, nena, me estoy cambiando para encontrarme contigo, con la otra ya se acabó, fui un tonto en casarme con ella, ojalá te hubiera conocido antes, ya nos vemos, amor! El hombre se fue y la mujer salió destrozada y llorando de debajo de la cama, hasta que miró la nota y decía: “se te veían los pies, pendeja; voy a comprar pan”.

El campeón de las bestialidades

Se dice que la prensa centroamericana se tiene confianza en materia de gazapos, especialmente cuando llega la hora de titular las noticias de cada día.

El que sigue es, sin duda, el campeón de las bestialidades y nos lo remitió por la red el amigo Luis Alvaro Gallo Martínez, quien se la pasa sacudiéndole el árbol genealógico a sus compatriotas:

“Tiran cadáver muerto de un difunto ya fallecido”.

Aquí cabe repetir con los narradores de fútbol que el autor de este disparatado titular “la sacó el estadio” o que “no es más bruto por falta de vitaminas”, como solía decirle “El Chavo” a “Quico”, el de los cachetes de marrana flaca.

No sean mal pensados

Este delicioso entre mes nos lo proporciona, en su número 55, que acaba de entrar en circulación, la revista “Mirador del Suroeste”, que amablemente nos hace llega su editor Jaime Vásquez Restrepo:

Por si no lo sabías…

Hacerlo de pie fortalece la columna.

Boca abajo estimula la circulación de la sangre.

Boca arriba es más placentero.

Hacerlo solo es bonito, pero egoísta.

En grupo puede ser divertido.

En el baño es muy digestivo.

En el coche puede ser peligroso.

Hacerlo con frecuencia desarrolla la imaginación.

Entre dos enriquece el conocimiento.

De rodillas resulta doloroso.

En fin, sobre la mesa o sobre el escritorio, antes de comer oe sobremesa.

Sobre la cama o en la hamaca.

Desnudos o vestidos.

Sobre el césped o en la alfombra.

Con música o en silencio.

Entre sábanas o en el baño (otra vez).

Hacerle, siempre, es un acto de amor. No importa la edad, ni la raza, niel credo, ni el sexo, ni la posición económica.

¡LEER SIEMPRE ES UN PLACER!

Tolón Tilín

Nuestro profesor paisa Valeriano Toro, que en gloria esté, era un coleccionista de palabras hermosas.

CONTICINIO era su favorita, por su precioso significado:

Hora de la noche en la que todo está en calma, en silencio, en paz, como el dulce sueño de un bebé.

© 2015 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español

Ir a la barra de herramientas