Al instante

EL CAMPANARIO: Entre toros de lidia y paramilitares

Por Tomás Nieto

Bravura Foto gatoempinado.files.wordpress.com

Cuando el finado Jaime Arango Vélez –el gerente de “Tesma”-respondía por las temporadas taurinas de Manizales y Medellín, a muchos aficionados a la fiesta brava les parecía extraño que en estas dos ferias tan postineras no se programaran encierros de “La Carolina”, la ganadería de reses de lidia de propiedad de Santiago Uribe Vélez.

Una noche, durante un remate de corrida, en el Hotel “Las Colinas”, un periodista muy amigo de don Jaime le trasladó la inquietud de algunos taurinos, de esos que don Ramón Ospina, ¡alma bendita!, solía llamar “los de hueso colorado”.

El empresario contestó –palabras más, palabras menos— que “Tesma” no se le apuntaba a esos encierros porque ese hierro (la marca de la dehesa) tenía manchas de paramilitarismo. Y a renglón seguido pidió dos cosas: 1) Que no se le pidiera abundar en detalles y 2) Que no se publicara ni una sílaba de esta conversación.

(Tomás Nieto deja constancia de que su abuelo cumplió su palabra).

La propiedad intelectual de un nombre

Transcurridos los fastos promovidos con motivo de los 44 años de existencia de “Sábados Felices”, en la televisión colombiana, caímos en cuenta de que se nos quedó en el tintero una información importante.

El nombre no le pertenece a Caracol Televisión sino a quien fue su creador y director durante 17 años, don Alfonso Lizarazo.

A los actuales directivos del Canal de los herederos de don Julio Mario Santo Domingo les importa un bledo de quién sea la propiedad intelectual del nombre y que lo tenga registrado o no ante el Ministerio del Interior.

Tampoco les quita el sueño que los critiquen por no haber invitado al señor Lizarazo a la celebración, no por un olvido sino porque no les dio la gana.

La repetición de la repetidera

El Canal Win Sport es campeón en materia de repeticiones futbolísticas.

Entre el jueves y el viernes castigó en cuatro oportunidades a su audiencia con la transmisión entera de un partido para el bostezo que por la Copa Aguila jugaron el Deportivo independiente Medellín y el Envigado Fútbol Club, en el estadio Atanasio Girardot.

Verdaderamente torturante la dosis. No hay derecho!

Es probable que el mismo bodrio se repita en la programación de los días santos, “a petición del público”. ¡Pura paja!

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page
Ir a la barra de herramientas