Al instante

EL CAMPANARIO: ¿Cómo vivir con Glaucoma?

Por Tomás Nieto

Foto 81siete.com

 

El interrogante del título y todo lo que sigue sale del magín del señor José de Jesus Tejada Maury, quien no necesita presentación entre los millones de diabéticos del globo terráqueo.

El facilismo derivado del servilismo intelectual y genuflexión foránea ha arrinconado a la academia para que se estanque en un socavón sin salida y se mantenga dentro del atolladero en materia de investigación y solución a los diferentes problemas de salud que aquejan a la humanidad.

Recientemente estuve analizando todo el negocio que se deriva de la mal llamada” diabetes”, lo cual más adelante estaré proponiendo cambiar el mensaje subliminal endilgado a las víctimas de otro fraude del cartel químico farmacéutico y el por qué hay que eliminar el “yo soy diabético”, por otra expresión que se ajuste más a la realidad y a la objetividad del problema, para que el terapeuta oriente el tratamiento a la solución definitiva a este negociado del terror y de la muerte que deja jugosas ganancias a los que intervienen en esta industria.

La academia sigue trastabillando y reprobando el año cuando no se dan cuanta el por qué están tan despistados de la realidad del asunto y es aquí en donde volvemos a resaltar el problema de la epistemología no como ese concepto filosófico de la rutina académica de repetir, copiar, pegar y sigue la lista de tratadistas y las pasarelas de eufemismos y arrogancias entre doctoritis, PhDitis, maestritis y la pésima calidad de nuestros profesionales se evalúa en el contexto de la realidad, mucha cháchara de calidad y excelencia y la academia y la ciencia no han salido del oscurantismo.

Tal como lo anuncio en mi artículo el cáncer un fraude académico, científico y político del cual no he visto respuesta profesional, pues aquí cuando pega un rayito de luz, hay quienes corren a refugiarse, es un infortunio que uno sólo encuentre respuestas vacías e insignificantes de algunos profesionales de la salud que a veces pienso que una doméstica tiene mejor lenguaje y que el hábito no hace al monje, se palpa mejor profundidad, estudio y conocimiento en los terapeutas alternativos que en los alópatas, eso con todo respeto, lo digo no por lo esencial y básico, sino en lo relacionado a las enfermedades degenerativas, las mal llamadas autoinmunes ,las supuestamente genéticas y las idiopáticas(de causas desconocidas).

Regresando a la diabetes. ¿Sabe usted cuántos viven de este negocio a nivel profesional? El Endocrinólogo, hoy diabetologo, el oftalmólogo, el cardiólogo, el nefrólogo, el sexólogo, el psicólogo, el neurólogo y por supuesto el cirujano cuando tiene que amputar algún miembro. Se imagina usted que sucedería si se acaba con la diabetes? ¿Y qué hay de las moléculas químicas?, eso ni se diga la lista es interminable. ¿Qué piensan las víctimas? ¿Qué pasa con la literatura científica dentro de la academia?.

Amanecerá y veremos. ¡conoceréis la verdad y la verdad os hará libres!(Jesucristo).

© 2015 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page