Al instante

EL CAMPANARIO: Aprendan a dar malas noticias

(Recopilación de Jairo Arcila Arbeláez)

Imagen blogspot.com

Suena el teléfono a las 3 de la madrugada;
– Aló….!!!!
-¿Patrón?…Habla el capataz de su hacienda.

-Hola ¿pasó algo?
-No, nada grave Patrón, sólo quería avisarle que ¡su lorito se murió!

-¿Mi lorito?

-Si patrón, ¡ese mismo!

-Pero…¿de qué murió?

-Comió carne podrida.-

-¿Y quién le dió carne podrida?

-Nadie Patrón, él se la comió de uno de los caballos que estaban muertos.

-¿Caballos? ¿Qué caballos?

– Dos de sus caballos pura sangre se murieron de cansancio, por tener que halar la cisterna de agua

-Y por qué halaban la cisterna de agua?

-¡Para apagar el fuego!….

-¿Fuego, qué fuego? ¿Dónde?

-En su casa patrón, una vela se cayó debajo de una cortina y prendió fuego a la casa.

-¿Vela? Pero ¿quién encendió una vela en mi casa? si tiene electricidad.

-Fue una de las velas usadas en el velorio.

-¿Velorio? ¿Cuál velorio?

-El velorio de su mamá, patroncito.
Ella llegó en la madrugada sin avisar y yo le metí un balazo pensando que era un ladrón.—

¡¡Nooooooooooooooooooo!!!….. ¡¡No puede ser!!!

– ¡Ya, ya patrón no exagere! ¡Tanto escándalo por un lorito??.. “`

Ir a la barra de herramientas