Al instante

EL CAMPANARIO: Al adalid de los jubilados también lo han acosado

(Recopilación de Tomás Nieto)

Pensionados del Valle del Caica. Foto aliriouribe.com

Dice el viejo y conocido refrán que de todo se ve en la Viña del Señor. Para la muestra este botón que nos hace llegar gentilmente el señor Antonio Guihur Potro, el tambor mayor de todas las cruzadas en defensa de los sufridos pensionados colombianos:

Hola, Capitán de la Marina Enrique A. Cadavid. Gracias por su gentil mensaje. Le comento que hace ya varios meses “pasé un susto” porque a mi residencia, procedente de Bogotá, se me presentó un funcionario de la Fiscalía General de la Nación. El mencionado funcionario me comentó que la Fiscalía había recibido un mensaje de la Procuraduría General de la Nación para que me visitara y yo ampliara las denuncia que había hechos sobre el corrupto magistrado Jorge Pretelt. Mi respuesta fue: “yo no conozco personalmente al magistrado Jorge Pretelt y mis supuestas denuncias que aduce la procuraduría, son las denuncias públicas que han dado a conocer los medios de comunicación, televisivos, hablados y escritos; sobre las denuncias escritas que han llegado a mi correo yo simplemente las he reenviado haciendo algunos comentarios sobre la corrupción de ese “alto” magistrado y mostrando mi indignación de que cómo era posible que ese delincuente de cuello blanco estuviera aún fungiendo como magistrado y no estuviera en la cárcel. Por qué la fiscalía no indaga directamente ante los medios de comunicación?”

En su momento quedé extrañado sobre cómo la fiscalía había ubicado mi dirección postal. Di a conocer este hecho a mis contactos cibernéticos y me comentaron que en Colombia todos estamos chuzados porque el gobierno conoce nuestra información personal a través de la Registraduría, cuentas bancarias, tarjetas de crédito, facturas o recibos de servicios públicos, etc. En resumen, hasta ahora el caso quedó así.

Ahora, por mi nuevo derecho de petición, tal vez vuelva a tener la visita de un funcionario de la fiscalía; ya lo estoy esperando, pero en una próxima vez “no me asustaré” sino que lo mandaré a comer… “bollo de yuca” porque como ciudadano de un país democrático tengo el derecho y el deber de exigir castigo para los funcionarios y políticos corruptos que tienen en la miseria a Colombia.

Un abrazo. A. Guihur

El mensaje del alto oficial de la Armada Nacional que motivó el pronunciamiento del adalid de los jubilados dice a la letra:

Don
Antonio Guihur Porto
Vía Internet

Don Antonio,

Felicitaciones por ese espíritu cívico, que sabemos, bastantes sinsabores le ha costado. El tipo de campañas valientes que usted ha adelantado, se hace a costa de la tranquilidad personal, porque la burocracia corrupta tiene a mano algunos órganos del Estado que se prestan para adelantar ese tipo de represiones.

Con personas valientes como usted, la Asociación Nacional de Pensionados (ANP) cuenta con un gran activo. Felicitaciones.

Me gusta la idea del Capitán Lequerica (ELO) y me uno a ella. Cuente con nosotros.

Buen viento y buena mar,

Enrique.

Capitán de Marina
Enrique A. Cadavid

Otro mensaje solidario:
Don Antonio:
Felicitaciones y adelante con su valerosa cruzada y nuestra tarea será el acompañarlo.
Me permito sugerir que iniciemos una campaña paralela cuyo lema sea: “CUMPLAMOS NUESTROS DEBERES CALLADAMENTE PERO APRENDAMOS A EXIGIR NUESTROS DERECHOS CON VEHEMENCIA – NO + DESPILFARRO DEL RECURSO PUBLICO”
Saludos,
Enrique Lequerica Otero

Ir a la barra de herramientas