Al instante

¡Dos divisionales a todo dar para una gran final!

Por Antonio Andraus Burgos

Foto ovaciondeportes.com

 

 

Los Azulejos de Toronto eliminaron a los Vigilantes de Texas, y los Reales de Kansas City se impusieron sobre los Astros de Houston, en sensacionales series divisionales. Azulejos y Reales, por la corona de la Liga Americana.-

Foto que.es

Foto que.es

Los errores en el béisbol casi nunca vienen solos.

 

Ese viejo refrán en el Rey de los Deportes es cada día más cierto, así se quiera tapar el sol con las manos.

 

Los Azulejos de Toronto vuelven a la Cita de Otoño por la corona de la Liga Americana, al superar en cinco sensacionales juegos a los Vigilantes de Texas, que perdieron su gran opción de ir a la final de este año, con tres errores en el séptimo episodio, dos del torpedero venezolano Elvis Andrus y otro del primera base Mitch Moreland, en el quinto y decisivo partido de la serie divisional.

 

Eso ocurrió en un inolvidable séptimo capítulo, que ya está en la historia del beisbol de las Grandes Ligas, como uno de esos episodios que jamás podrá borrarse de la retina de los espectadores y de la mente de los seguidores del béisbol.

 

El juego estaba empatado a 2 carreras, cuando el dominicano Edwin Encarnación había desaparecido la pelota frente a una oferta del zurdo lanzador de los Vigilantes, el astro Cole Hamels, cerrando el sexto. Pero en el séptimo hubo de todo.

 

Una discutida jugada que no debió ser, pues la regla del béisbol es muy clara, permitió que los 49.742 aficionados que estaban en el ‘’Roger Center’’ protestaron airadamente y lanzaran guijarros al campo de juego, para suspender las acciones del compromiso durante 18 minutos, pero cuya entrada se desarrolló en 58 minutos.

 

Russell Martin, el receptor titular de los Azulejos, por esas cosas del béisbol, cuando devolvía la esférica a su serpentinero, la pelota tropezó con el bate de Shin-Soo Choo, el coreano que estaba consumiendo su turno por los Vigilantes. En la tercera almohadilla estaba el venezolano Rougned Odor, y éste, ni corto ni perezoso, empezó su recorrido hacia el plato, en medio de las protestas del banco de los Azulejos y de los aficionados que estaban en el estadio.

 

La regla es muy clara y puntual, 6.03(a)(3), de tal manera que la discusión no cabía ni por los Vigilantes ni mucho menos por los Azulejos. Para nosotros, fue el árbitro principal del juego, Dale Scott, quien propició la delicada situación, al señalar inicialmente que la carrera no era válida.

 

Extraña jugada eso es cierto, que casi nunca se da en los partidos de béisbol también es cierto, pero válida y sometida al reglamento, como bien se puede comprobar, y la controversia, repetimos, se produce por la actuación del árbitro principal del compromiso.

 

La anotación era válida porque el bateador no hizo nada distinto a conservar su posición a la ofensiva y fue Martin el del error, tanto que el anotador oficial le aplicó la norma y le sumó el error a su actuación. La pelota estaba en juego, estaba viva, como se dice en el argot beisbolero.

 

En ese momento, los Vigilantes tomaron ventaja 3 por 2 sobre los Azulejos, pero al cierre del episodio, vino la debacle defensiva de Texas, con los tres errores, que congestionaron las bases, abandonando la lomita el zurdo Hamels para que se hiciera cargo de la situación Sam Dyson, empatando el partido los ‘’pájaros’’ en las piernas de Kevin Pillar con corto batazo de Josh Donaldson al bosque central, que permite forzar en al segunda almohadilla a Ben Revere, pero quedan en tercera Ryan Goins y en primera Donaldson.

 

Frente a una oferta de Dyson, el dominicano José Bautista despachó ‘’bambinazo’’ para producir las 3 carreras que finalmente le dieron la victoria a los Azulejos sobre los Vigilantes, asegurando la disputa por el título de la Liga Americana.

 

Los Azulejos que perdieron los dos primeros partidos de la serie en Toronto, 5-3 y 6-4, hacen historia al ganar los tres consecutivos, dos en Texas, 5-1 y 8-4, y este quinto y decisivo choque 6-3 en su casa, que los envía, después de 22 años, a la disputa del título del circuito.

 

No cabe duda que la presencia latina en los Azulejos fue determinante en los bates de Edwin Encarnación y José Bautista, ambos dominicanos, pero nadie puede olvidar la soberbia la actuación del relevista mexicano Roberto Osuna, quien con apenas 20 años, se erige como uno de los grandes taponeros del béisbol de las mayores, sacando 5 outs sensacionales en el último juego, cuatro de ellos por la vía del ponche, y acumulando 5 episodios y dos tercios en al serie divisional, sin permitir carreras, otorgar pasaportes y liquidando a 6 bateadores por la vía de los buenos lanzamientos.

 

¡Sencillamente, espectacular lo de Osuna!

 

Y los Reales repiten

Foto elfinanciero.com.mx

Foto elfinanciero.com.mx

Ned Yost está demostrando que su novena no es producto del azar ni de la suerte. Es consecuencia de la clara y categórica forma de un trabajo a conciencia, con pausa pero sin prisa, y que si bien no contó con toda la plantilla que hace un año conquistó el título de la Liga Americana, pudo reorganizar su grupo y llevarlo, con el apoyo de varios latinos por cierto, una vez más a la disputa de la corona del circuito.

 

Los Reales de Kansas City se deshicieron de los encopetados Astros de Houston, cuya formidable actuación, también por un error defensivo, perdió la opción de llegar a la gran final, al caer en el cuarto juego que ganaban en su casa y que obligo al quinto partido en el estadio de Kansas, para perder la oportunidad y los anhelos de disputar el título del circuito.

 

Empero así es el béisbol. Los errores hacen parte del juego. Y ese error por parte de los Astros, en el octavo episodio del cuarto compromiso, por su estrella pero novato, el boricua Carlos Correa, le abrió las puertas a los Reales para obligar a volver a su estadio y triunfar, categóricamente, en el juego que les permite estar en la final de la liga.

 

Ganaban los Astros 6-2 al cierre del séptimo capítulo. Tres indiscutibles consecutivos frente al relevista Will Harris y un error de fildeo de Correa sobre un batazo de Kendrys Morales, abrieron el boquete para lo que más tarde fue el triunfo de los Reales, pues en ese acto igualaron el tablero a 6 y tomaron ventaja 7-6 antes de entregar el último out de esa entrada, y fabricaron 2 más en el noveno, con cuadrangular de Eric Hosmer con un compañero en circulación, para la victoria de 9 carreras por 6.

 

Lo que hizo con su bate Carlos Correa de conectar dos ‘’bambinazos’’ e impulsar 4 de las 6 carreras de su equipo en ese cuarto compromiso, quedó en el olvido por el error que de no haberse producido, seguramente que los Astros hubiesen ganado el compromiso. Pero ante el agua derramada…

 

Y en el quinto juego en Kansas, una extraordinaria actuación del derecho dominicano Johnny Cueto, con trabajo de 8 episodios, 2 inatrapables permitidos, entre ellos un cuadrangular del venezolano Luis Valbuena con Evan Gattis en circulación, para las dos únicas rayitas de sus rivales, 8 bateadores ponchados y no entregar ningún pasaporte gratis, guiaron a los Reales a la victoria sobre los Astros 7 carreras por 2.

 

En este juego, el boricua Alex Ríos, quien empezó la serie viéndola desde el banco de juego, despertó con el bate, conectando doblete en el quinto para fletar dos carreras y poner en ventaja a su club 3-2, que se apuntaló con la anotación que él hizo con inatrapable de Ben Zobrist para dejar el tablero 4-2 al cierre del capítulo; sellando la victoria un trancazo del cubano y bateador designado, Kendrys Morales en el octavo, con dos compañeros en circulación, para dejar finalmente la pizarra 7-2 para los Reales.
Los Reales habían perdido en su casa el primer juego 5-2 y en el segundo derrotaron a los Astros dramáticamente 5 por 4. En el tercero, en Houston, los Astros vencieron 4-2. Y luego, los dos resultados ya anotados en esta nota, con sabor agridulce para los Astros que seguramente buscarán desquite en la campaña del próximo año.

 

Por el título

Foto listindiario.com

Foto listindiario.com

Este viernes 16 de octubre, en el parque de pelota de Kansas City, comienza la disputa por el título de la Liga Americana entre los Reales y los Azulejos de Toronto, en serie de siete desafíos para declarar campeón al ganador de 4 compromisos, en una final en donde todo puede pasar, dada la calidad de los rivales y por la forma en que han jugado.

Foto eluniverso.com

Foto eluniverso.com

Los dos primeros encuentros se jugarán en Kansas City, viernes 16 y sábado 17. Luego los partidos tercero, cuarto y quinto, lunes 19, martes 20 y miércoles 21, si este es necesario, se harán en Toronto. Y si se necesitan el sexto y séptimo, se volverá a Kansas City para jugarlos viernes 23 y sábado 24 de octubre.

 

Los Azulejos ganaron la división Este con 93 ganados y 69 perdidos; mientras que los Reales acumularon 95 triunfos y 67 derrotas, para conquistar la división Central. Y en el caso de la Liga Americana, ya el equipo que se adjudicó el comodín, en este caso los Astros de Houston, se quedó a mitad de camino en busca de llegar a la disputa del título y a la Serie Mundial.

Nos inclinamos por creer que los Azulejos se alzarán con el título de la Liga Americana. Es una simple opción, pero nada más.

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page