Al instante

Don Mateo Rey, libro que deben leer los dirigentes colombianos

Por Armando Cardona Cataño

Don Mateo Rey Imagen unaula.edu.co

 

 No ha sido mucho lo que se haya escrito sobre la historia de la extensa violencia en Colombia, pero quienes lo han hecho, han desnudado una realidad que por años viene afectando gravemente a este país. El periodismo de investigación ha mostrado unas cuantas cosas de las muchas que existen y podría afirmarse que es solo el asomo de una terrorífica realidad.

 

En la Feria del Libro de Bogotá fue presentado el libro Don Mateo Rey, Crónicas de Barbarie en el Occidente Antioqueño, escrito por el abogado, catedrático, ex parlamentario liberal y actual Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma Latinoamericana de Medellín, Ramón Elajalde Arbeláez, quien hace un recuento de los hechos de violencia registrados en esa región.

 

Relata el profesor Elajalde con nombres, lugares y autores, una serie de eventos acaecidos a partir de 1980 en el Municipio de Frontino que involucra a todos los actores de la violencia en Colombia, es decir la insurgencia guerrillera representada en las Farc, Eln, Epl, Paramilitarismo, y ahora Bacrín.

 

Lo espeluznante de este libro es que su autor señala cómo de los mismos hechos las autoridades tenían en su momento suficiente conocimiento, y lo que es más grave, un dirigente de la región detalló de manera minuciosa a las autoridades departamentales de Antioquia de los años en los cuales ocurrieron parte de ellos, cada uno de los pasos de la horrorosa violencia que afectaba a Frontino y de contera a los municipios vecinos de Cañasgordas, Dabeiba, todo el Urabá y en general el Occidente Antioqueño.

 

Señala que las autoridades civiles, policiales y militares en muchos casos conocían los hechos por diferentes medios que el autor detalla, y que bien podrían convertirse en fuente informativa para que las autoridades actuales procedan, dentro de su competencia, para que esta impresionante realidad no quedara como podría describirlo Dante Alighieri, en un infierno, pero del olvido.

 

Las muertes acontecidas de diferentes maneras, sin ningún tipo clemencia por parte de los autores y las de ellos mismos, muestran el grado de degradación que padeció el Municipio de Frontino, en donde además se sabía de la presencia de un vehículo que hacía el recorrido conocido como “caminito al cielo” que no era otro que el transporte de la muerte y que según el libro, los frontinueños y las autoridades conocían, quienes apenas, con encogerse de hombros, confirmaban el transito del horror.

 

Solamente faltó el famoso “corte de franela” del cual se tiene referencia por allá en los años cincuentas puesto en vigencia por otra de las expresiones de la violencia política en Colombia y que consistía en cortarle la cabeza a la víctima.

 

Podríamos afirmar entonces, que este libro “Don Mateo Rey”, nombre de un violento de la región del Occidente Antioqueño, debería ser leído por nuestra clase dirigente para que se diera cuenta del horror de la violencia en Colombia y diera un paso a la reconciliación sin ventajas políticas, sin odios y rencores, es decir, otro proceso de paz, pero en NUESTRA CLASE DIRIGENTE, porque sin éste, todo lo que se haga por otro lado, será inútil, porque la guerra será activada por ese odio y esa envidia que ha existido entre ella.

 

 

 

Ir a la barra de herramientas