Al instante

¡Dios salve a la reina!

Por Rubén Darío Arcila

Luz Marina Zuluaga Foto caracol.com.co

 

Se acercaba el Reinado Nacional de Belleza en Cartagena para el que todos los departamentos estaban eligiendo sus candidatas. Eso sì, muchas de las niñas eran “aclamadas” por decreto. Los alcaldes y gobernantes decían esta es, y ya està, no era màs, no había derecho a discutir. A la dictadura de Rojas Pinilla le quedaban pocos días.

Caldas no era indiferente al reinado. A pesar de que nunca había enviado representante alguna al certamen, en ese momento buscaba la candidata ideal. El asunto se complicò porque muchos no querìan la elección por decreto. Es en ese momento cuando Transmisora Caldas toma las riendas de la campaña para hace una elección popular, no impuesta, lejos de los viejos protocolos.

Con el veredicto final, Luz Marina fue elegida Señorita Caldas. “Esa noche me puse muy feliz, pero aùn no comprendìa la magnitud de lo que eso significaba”. A sus 18 años ella pensaba que el reinado era ir, pararse en una tarima y esperar a que dijeran quien ganó y listo. “Pero nunca pensé lo que se me venìa encima”. No había mucha plata para viajar, a pesar de que la Alcaldìa y la Gobernaciòn dieron un pequeño aporte. Salieron para Cartagena con una comitiva muy reducida entre quienes estaban la mamà de la reina y el alcalde de la ciudad. Sin exagerar no eran màs de seis personas.

“Doris Gil tuvo la suerte de haber ganado – narraba Luz Marina – Y listo. Fin de la historia. Yo no quedè de nada en Cartagena. Asì la gente comente en la calle que yo fui virreina, pero eso no es cierto. En ese entonces no se elegía ni virreina, ni primera princesa. Solamente la reina y pare de contar”.

Luz Marina estaba por iniciar de nuevo sus estudios cuando recibió una llamada del ejecutivo de Max Factor en Colombia, quien era el encargado de elegir la embajadora de nuestro país para Miss Universo.

-Max Factor quiere que usted sea la representante de Colombia en Los Àngeles.

Comenzaba el año màs agitado de su vida. Se casò en 1960 y se fue a vivir a los Estados Unidos. Allì permaneció seis años y tuvos dos hijos. Cuando su esposo terminò la especialización que estaba haciendo regresaron a la Perla del Ruìz.

“Miss Universo fue lo màs grande que me pudo pasar en la vida; una experiencia que, aunque rica, me obligò a madurar muy temprano. Uno nunca està preparada para eso. Es un cambio de vida muy fuerte y muy difícil de asimilar”.

En cincuenta años de ocupaciones, Luz Marina Zuluaga hizo muchas cosas: concejal de Manizales, fundadora del Barrio Compartir, Dama Gris de la Cruz Roja, voluntaria de Nutrir, fundò con otras personas guarderìas para los hijos de las empleadas domèsticas, directora de Fomento y Turismo, directora del BCH, jurado de Miss Universo en Miami y El Salvador.

Luz Marina Zuluaga – igual que Doris Gil, aunque en otras circunstancias -se marchò apretando la mano de su compañero de siempre, fallecido este mismo año en el mes de marzo. Levantaron vuelo al mismo tiempo.

“…Y asì terminaron la vida los cisnes. Mujeres y hombres que escuchan la historia y amen cual los cisnes con ciega pasiòn, serán sus hogares un templo sagrado donde se comulgue con hostia de amor”.

(Tomado del libro “El último apaga la luz”)

Ir a la barra de herramientas