Al instante

DESVERTEBRADA: Ochenta a ritmo de tango

Por Oscar Domínguez Giraldo, Diario El Colombiano, Medellín

Todos en la celebración de los ochenta. Foto archivo particular ODG

Fabio Rincón, modelo 38 largo, es del tiempo en que los muchachos “no usaban gomina”.

Cuando entró en circulación, el cine, una de sus primeras inguandias, era en blanco y negro.

El balón, otra de sus grandes pasiones que alimentó leyendo el desparecido El Gráfico, de Buenos Aires, su universidad deportiva, era redondo. Las porterías eran cuadradas.

Tenía tres años cuando Gardel dijo ”adiós, muchachos” en el Olaya Herrera. No es de los giles que cañan diciendo que tienen un pedazo del avión accidentado, pero en tangos es un hacha.

Por ello, su entorno familiar le celebró en El Retiro, Antioquia, sus primeros ochenta con aire de tango. La ocasión le permitió reencontrarse con su dispersa parentela.  Los siete hijos de su mentor periodístico, don Hernando y doña Luciela Tamayo, integran una variopinta ONU paisa de talentos y talantes.

Sus colegas y amigos, presentes y virtuales, le dimos gracias por habernos compartido sus conocimientos.  Su primo Fruko, sin sus tesos, vino, vio, habló, felicitó y no tocó.

El columnista como uno de los colegas presentes junto al cumpleañero Fabio y su hermano Héctor.

“No es para tanto, mucho ditirambo”, se quejó el homenajeado Farita, pacífico vaso de agua en mano, sacudiéndose el polvo de tantos adjetivos que lo abrumaban.

Se ganó las charreteras en La República, RCN, Vea Deportes, Diario del Caribe, El Correo, El Espacio, revista Vea, los noticieros de Alberto Acosta…Lo hizo bien en la llanura, como reportero, y en las alturas, como mandacallar.

En su página de Facebook trina verdades como nocauts porque no vino a durar. Eligió vivir beligerantemente.

Su amigo y colega en Noticolor, (Lambicolor en la semántica de Lucas Caballero, Klim) el pastor Darío Silva-Silva, le mandó una trinidad de felicitaciones, bendiciones y oraciones (ver abajo mensaje completo). Molían turbayismo después de opíparos y demorados almuerzos en El Gran Vatel.

Porque opinar ha sido otra de sus flaquezas. Hoy lo hace en las filas del uribismo. ¡Ay del que se meta con su amigo y candidato Iván Duque!

Durante la “juntancia”, como la llamó el combativo aplastateclas, los catanos, rodeados de lúcidas audacias juveniles, aprovechamos para leernos las arrugas y desatrasarnos de nostalgias.

Si la condición de octogenario espanta, Fabio la vive con la misma lucidez y vigor que tenía en 1957, cuando a los ¡19 años! entrevistaba personajes como Laureano Gómez y Guillermo León Valencia.

Es de los que agacha y se le cae un libro. El último es “Medellín dorado”, con prólogo de Belisario Betancur.

“Ahora ya camina lento”, como en la canción de Piero, pero del ombligo para arriba anda con las luces encendidas. Madruga a darse en la jeta a través del computador en su refugio de Villeta, Cundinamarca.

Los ochenta de Fabio con Leonor
Foto archivo particular ODG

Allí escribe “El periódico ayer y hoy” en el que comparte faenas con su maja Leonor Mosquera Lara.

La opita es una de las integrantes del harén encargado de colarle el aire. También lo miman sus hijas Carmen, Norma y Marcela. Y Katty, desde ”más allá del sol”. Que sean hartos años más, Francisco Fabio.

Ñapa

Del pastor Dario Silva-Silva

“Estos, Fabio, ¡ay, dolor, que ves ahora,

Campos de soledad, mustio collado,

Fueron un tiempo Colombia famosa”

(Es una broma, claro).

Hay una “diosidencia” -vocablo neopentecostal digno del DRAE- : Los dos somos modelo 38 largo, ambos periodistas, e igualmente preocupados por esta patria que sigue siendo boba, pese a nuestros esfuerzos por aterrizarla a “cuanto  Dios en su bondad nos dio”: todos los recursos para ser “el Israel de America Latina”, tal y como lo profetizo Hugo Chavez (q.e.p.d.), imitando a la burra del profeta Balaam, que rebuzno en el Nombre de Dios.

“El pastor pecador” te hace llegar tres regalos:

¶ Felicitaciones

¶ Bendiciones

¶ 0raciones.

Con el cayado en la mano, yo  avanzo a paso firme hacia la meta de los 80s, acompañado desde la semana entrante por Agustina, mi biznieta primogenita, quien ira a gatas por la senda que los viejos hemos trazado hacia una Colombia en paz.

Que el Gran Quiensabe -nombre que suelo darle al Unico Dios y Padre de Jesucristo- te mantenga con salud  y lucidez, para que los dos podamos abrazarmos sobre la Roca y bajo la Cruz, envueltos en el “trapo” tricolor, en tanto nos canturrean el Feliz Cumpleaños numero 100, bajo la batuta del maestro Oscar Dominguez.

Un gran abrazo de tu contemporaneo y amigo de siempre

Darío Silva-Silva

 

Acerca de Revista Corrientes (913 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas