Al instante

DESVERTEBRADA: Manual para con seguir empleo

Por Oscar Domínguez Giraldo, Diario El Colombiano, Medellín

Imagen bloginfoempleo

Hace poco participé en una convocatoria para el cargo de editor de la revista El Malpensante. Entre paréntesis, mis respuestas con ajustes pertinentes e impertinentes:

 • Gusto por la literatura y el periodismo escrito. (Ese matrimonio literatura-periodismo me gusta hasta para hacer un trío o ménage à trois que llaman los franchutes).

• Título universitario (Aunque la moda es trepar con diplomas hechizos, mi título es el tres raspao que me puso mi profesor de literatura en la Universidad de Antioquia, Elkin Restrepo, Premio León de Greiff al Mérito Literario otorgado por EAFIT.  Con esa calificación deserté de la Ciudad Universitaria. Elkin dice que me puso cinco raspao. Como los poetas son mentirosos que dicen la vedad, según Jean Cocteau, tocó creerle a mi talentoso y prolífico maestro a quien felicito y aplaudo de pie).

• Habilidad clara para escribir y aptitud para editar textos de terceros. ( Modestia, apártate, pero me tengo “disconfianza” para mejorar  textos. O para tirármelos, no recuerdo).

• Experticia en el mundo digital y en redes sociales. (Por mi condición  de septuagenario soy de dura cerviz para las minucias digitales. No madrugo como Trump a tirarme el mundo en Twitter, pero me defiendo. También me dejo ver en Facebook).

• Dominio de un segundo idioma. (Con el latín olvidado, migajas de inglés, restos de francés, despojos de portugués y el esperanto de las manos, puedo armar un “cuasi-semi-ex-gozquejo” de segundo idioma).

• Buen trato y capacidad de trabajo en equipo. (No tengo prontuario como acusador sexual ni siquiera cuando fui alcalde de la ciudad de hierro).

Una maestría. (Maestro de nada, aprendiz de todo).

• Haber trabajado en el mundo editorial y/o en medios escritos. (En Colombia a las mujeres les exigen ser vírgenes con experiencia, decía Noemí Sanín. Sí, he alquilado mi pluma mercenaria en varios frentes).

• Un tercer idioma. (No exageramos, director, no exageremos). 

• Participar en la redacción de la revista. (Haberlo dicho antes. Ahora, para asuntos de redacción ficharé gente tesa que lo haga mejor que yo. ¿Para qué son los jefes?).

• Participar en la edición de los distintos libros de la editorial Libros-Malpensante y proyectos adjuntos. (¡Faltaba más, parcero! Y como la caridad empieza por casa tengo varios libros míos para proponer. Necesito un socio que quiera arruinarse, perdón, que desee llenarse de plata conmigo).

• Participar en las campañas de crowdfunding que hagamos. (¿Crowndf qué?).

• Proponer contenidos para toda la organización,  en especial artículos para la revista y libros para la editorial. (También puedo barrer y servir los tintos cuando la señora encargada se enferme o tenga cita en el Sisbén).

 

Salario a convenir según el perfil  del candidato. (Si no pagan para estrenar zapatos Ferragamo cada dos días no cuenten con este aplastateclas. A propósito, ¿qué vamos a poner a hacer al director? Ahora, si la coloca no es para mí, espero que me sigan publicando en la revista).

                                                                                                     

Como la siguiente conversación, publicada en El Malpensante, que sugiero leer en compañía de adulto mayor de 70 años.

 

 http://www.oscardominguezgiraldo.com/?p=3273

 

 

 

Acerca de Revista Corrientes (2245 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas