Al instante

De la noche a la mañana

Por Daniel Coronell, Revista Semana, Bogotá

El congresista Alvaro Hernán Prada y la Corte Suprema. Foto semana.com

Para decirlo con toda la claridad: los mensajes fueron del congresista Prada al testigo Monsalve y no al revés. El intermediario fue Caliche y Prada recibió instrucciones de Uribe.

El programa La Noche, del canal NTN24, descubrió elementos muy importantes para la investigación que adelanta la Corte Suprema de Justicia contra el senador Álvaro Uribe Vélez y el representante Álvaro Hernán Prada por los delitos de soborno y fraude procesal.

La noche, y su director, Jefferson Beltrán, lograron una declaración en la que Carlos Eduardo López Callejas, alias Caliche, aclaró −por fin− que la iniciativa de pedirle un video al testigo surgió del representante Álvaro Hernán Prada después de una conversación telefónica aparentemente con el expresidente Uribe.

Puede leer: Entre la rubia y la morena

El tema es importante porque hasta ahora lo que han sostenido Uribe y su variopinta defensa es que alias Caliche es parte de un complot y que fue él quien llegó a ofrecerles el video. Lo han descrito como un plan criminal del cual hacen parte Caliche, el testigo Monsalve y el senador Iván Cepeda.

Sin embargo, en la conversación con Jefferson Beltrán, Caliche narra de esta manera lo que le dijo al congresista Prada en su primera conversación: “Yo tengo conexión con un señor que se llama Juan Monsalve (ehh)… ¿Usted le interesa la información que le voy a dar? Me dijo ‘Espere hago una llamada’. No sé a quién llamó. Me parece que llamó al doctor Uribe. Me parece que lo llamó y me dijo ‘Mijo, si las cosas son así y ese señor quiere hablar, por qué no me colabora y saque un video y haga esto. Si me lo puede entregar’. Es que eso es lo que voy a hacer, hermano”.

Es decir, la solicitud del video vino de Prada, que a su vez recibió una instrucción telefónica inmediatamente antes.

¿Cuándo ocurrió ese encuentro? Alias Caliche también se lo contó a La noche, en un trozo no reproducido en audio aunque si transcrito en video durante el programa: “Ya para el sábado, entonces ya para el sábado: claro de martes que fue la reunión con el señor Prada…”.

El martes de esa semana fue 20 de febrero. Por favor préstenle atención a esta fecha porque fue solo al día siguiente, el miércoles 21, cuando Caliche le dice al testigo Monsalve que había sido contactado por gente cercana a Álvaro Uribe.

Para decirlo con toda la claridad: los mensajes fueron del congresista Prada al testigo Monsalve y no al revés. El intermediario fue Caliche y Prada recibió instrucciones de Uribe.

Ese miércoles Caliche lo empezó escribiéndole al congresista Prada, según la cadena de WhatsApp que el propio parlamentario entregó a la prensa. A las 6:05 de la mañana, alias Caliche le escribió al representante a la Cámara un “Buenos Días”. Le mandó dos mensajes de audio –de 58 segundos el primero y de 54 el segundo– que aún no han sido revelados.

Le sugerimos: Cortinas y realidades

Y después, a las 6:22 de la mañana, le escribió un texto que pretenden argumentar como su gran defensa: “Hable con el presidente Uribe y dígale que usted tiene un emisario de Juan Monzalve Billegas (sic) que va a declarar las más maricadas que ese hp del Cepeda keria hacer con él”.

Sin embargo, los mensajes de WhatsApp entre Caliche y Monsalve solo empezaron a las 18:45, es decir, al otro día de su encuentro presencial con Prada y más de 12 horas después de su chat con el congresista. Los mensajes de Caliche al testigo Monsalve empiezan con un “Ole viejo”. A las 18:50 las frases se vuelven reveladoras “Poray (sic) hay un man muy grande que kiere hablar por medio mío referente a ese chicharrón”. “Me llegaron de parte del ex”, dice a las 18:51.

Para decirlo con toda la claridad: los mensajes fueron del congresista Prada al testigo Monsalve y no al revés. El intermediario fue Caliche y Prada recibió instrucciones de Uribe.

Como ya se ha dicho en estas columnas, Caliche le dijo a Monsalve que había oído la voz del propio expresidente Uribe a través del altavoz del congresista Prada: “Yo escuché, directamente me lo pusieron en altavoz al viejo ahí. Me dijo ‘Venga, mijo, será que usted puede entrar y hablar con él. Y que nos mande un video diciendo que ese hijueputa está prometiendo cosas que no le pudo cumplir. Que no sé qué, que sí sé cuándo. Y que lo que está hablando él es mierda. ¿Será que nos puede cumplir con eso?’”.

Al menos en seis grabaciones en poder de la Corte Suprema, Caliche le aseguró al testigo Monsalve haber oído a Uribe. En La noche sostuvo, en cambio, que todo se lo inventó: “Todo me lo inventé yo. Traté de meterle esa mentira a Monsalve para que me hiciera ese video rápido. Lo más pronto posible”.

La corte debe determinar cuál es la verdad.

Lo cierto es que le debemos agradecer al programa La noche su aporte a la investigación, que no por involuntario deja de ser determinante.

Acerca de Revista Corrientes (2456 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas