Al instante

De la eutanasia como derecho legal

Editorial La Tarde, Pereira

(grandesmedios.com)

Define el Diccionario Enciclopédico que un dogma es “Punto fundamental de todo sistema, ciencia, doctrina y religión”; para la iglesia católica es dogma que solo Dios puede decidir sobre la vida y la muerte de los seres humanos; este aserto es por lo tanto indiscutible e indiscutido para los católicos, y para otras congregaciones y por lo tanto las Iglesias que así lo predican están en todo su derecho de oponerse a cualquier intervención sobre la vida y la muerte de los creyentes. La eutanasia como una forma de suicidio justificado por la inevitabilidad de la muerte de los pacientes terminales y como alternativa a los dolores y padecimientos de los enfermos y de sus seres queridos, está por fuera de toda discusión.

El debate entonces se centra en si la posición de un sector, así sea inmensamente mayoritario, puede obligar por las vías legales a oponerse a la libre determinación de quien decide dejar de sufrir y opta por la alternativa de quitarse la vida, ya que considera que mantener las condiciones a las que las enfermedades, físicas o mentales le han reducido no es una alternativa.

Las nuevas tendencias jurídicas tienden a respetar los derechos del individuo cuando su ejercicio no afecta a terceros ajenos al tema y es esta la jurisprudencia, misma que han adoptado muchos sistemas judiciales a lo largo y ancho del mundo occidental, ya que en las teocracias y dictaduras, formas de gobierno que también prosperan en otras latitudes, tales derechos, los individuales, de cara a los dogmas plasmados e inmodificables de los libros sagrados, o en la voluntad del tirano, ni siquiera de discuten.

La reglamentación al derecho a la muerte por petición de parte, norma que trata de hacer algún equilibrio entre posiciones tan dispares como las arriba mencionadas, es un paso a favor de consagrar los derechos individuales, lo que algunos juristas han definido como el libre ejercicio de la personalidad, y queda entonces su aplicación a criterio de quienes la solicitan y también a juicio de quienes la facilitan.

Ir a la barra de herramientas