Al instante

CORTO Y PUNTUAL: La gente del norte

Por Diego Calle Pérez, Profesor e Investigador Social Independiente

(deviajeporcolombia.com.co)

El Norte Antioqueño es una de las nueve subregiones del Departamento de Antioquia. En otros departamentos se denominan provincias. El Norte Antioqueño ha querido ser provincia. Conformada por 17 municipios en su gran mayoría en tierras frías. Hay Norte cercano, norte medio y norte lejano. Los municipios más sobresalientes son los llamados, Vía Láctea: Don Matías, San Pedro de los Milagros, Entrerrios, Belmira, Santa Rosa de Osos, Yarumal. Los municipios del norte medio son: Gómez Plata, Carolina, Guadalupe, Angostura, Campamento. Municipios Lejanos como Ituango, Toledo, San José de la Montaña, San Andrés de Cuerquia, Valdivia y Briceño.

La gente del Norte del departamento, ya no es tan rezandera como lo destacaban cuando la época de la diócesis más extensa de Monseñor Builes. EL mortillo, el helecho, curas y monjas han desaparecido en un gran porcentaje. Las vacas del señor dueño de Colanta, han transformado el paisaje, las costumbres y la dinámica económica de una de las subregiones menos prospera en la época del café y el banano en Antioquia. Actualmente es la más prospera a nivel nacional.

La gente del Norte Antioqueño, es orgullosa de quienes los han representado. EL primero en la lista es Jenaro Pérez Gutiérrez, de Entrerrios, de donde es también el cofundador del periódico el Colombiano, Francisco de Paula Pérez. Epifanio Mejía y Francisco Cano el pintor, ambos de Yarumal. Luis López de Mesa de Don Matías. Destacar en Santa Rosa de Osos a Porfirio Barba Jacob, Rogelio Echavarría, Darío Jaramillo Agudelo, Bernardo Hoyos, todos tan orgullosos de ser de la tierra fría, pero poco aportaron a su terruño. Poemas, prosas y cuentos, pero nunca nada en vida.

La gente del Norte Antioqueño, madrugadora, algunos pocos de ruana todavía. Han visto muchas de sus tierras convertirse en represas generadoras de energía. La familia Ospina fue colonizadora de tierras del Norte, camino a la costa caribe de Colombia. José Zulaibar escondió por muchos años a Mariano Ospina Rodríguez, en las tierras de los Osos. La Familia Vásquez de Yarumal formalizo lazos de matrimonio con Ospina, el presidente conservador, por ser de grata recordación. Por algo la carretera para la costa fue por años pasando por Santa Rosa de Osos.

La gente del Norte Antioqueño, ha visto transformar sus tierras con la abundancia de vacas lecheras para la empresa líder COLANTA, aunque en realidad ya tiene más competencia que la buscada en Bogotá. Los de Don Matías se sienten orgullosos de su cooperativa de ahorro y crédito, las confecciones de bluyín y la innovación en tecnología de cría de cerdos. Los de Entrerrios se sienten identificados con Alpina, ya que ni su paisano fue capaz de liderar la planta pulverizadora de leche que les prometía en campañas electorales. Las trucheras de Belmira, han modificado la dieta del chicharrón y los frijoles con coles. La gente de San Pedro de los Milagros, se sienten ya más cercanos a Medellín y los vecinos de Bello suben y bajan por la carretera que los separaba.

 

La gente del Norte Antioqueño, no tiene muchos líderes que los represente en el Senado y en el Congreso, como los del Oriente y el Suroeste. Los diputados que ha tenido, poco aportan al debate en la ordenanza y no definen que es una región. No hay encuentro de dirigentes como en el Suroeste. Los alcaldes del norte antioqueño no son unidos. Manifiestan envidias y competencias. Los concejales del norte antioqueño poco se reúnen en común acuerdo por el desarrollo de sus municipios. Asisten a seminarios y foros siempre y cuando los convoque el obispo de la diócesis que  tiene tanta influencia en las poblaciones, que sufren por el predial y el aumento del madresolterismo.     

La gente del Norte Antioqueño pareciera estar aislada del resto de subregiones del departamento. Para llegar a cualquiera de sus poblaciones se debe pasar por 2 peajes como pago mínimo. La ruta lechera no es muy turística. Angostura no tiene más allá de la imagen del Beato Marianito. Un alcalde cinco veces elegido, ahora es diputado y se siente dueño de la conciencia del pueblo del beato. Guadalupe no tiene una imagen para adorar y venerar como la de México. Los turistas visitan el corregimiento el salto, por la montada en el teleférico gratis de empresas públicas de Medellín. En la troncal se encuentran pandequesos, son pocos los turistas que entran a recorrer las calles de Santa Rosa de Osos. Yarumal con su templo parroquial, otro atractivo más, los seminarios, sus calles en falda y los yarumos del parque principal. Entrerrios es llamada la Suiza Colombiana, por un apelativo de una periodista del periódico el colombiano. Ituango,  está de moda por la represa y posiblemente por su riqueza eléctrica. San José de la Montaña, al igual que Valdivia, tiene templos para admirar por su arquitectura entre montañas tan frías. En las calles de Carolina del príncipe espantan en semana y no falta la foto en la estatua de Juanes Aristizabal. La gente del Norte Antioqueño quiere mucho a Colanta, y a sus vacas.  Es mi gente, es mi herencia, son mis apellidos, es la región que más conozco desde niño, desde mi infancia. Gracias a Joan Manuel Serrat que me animó a escribir estas notas.                      

Ir a la barra de herramientas