Al instante

CONTRAPLANO: Programas que hicieron historia

Por Orlando Cadavid Correa (ocadavidcorrea@gmail.com)

"Yo y tu" Archivo El Heraldo

En el cierre del ciclo sobre los medios electrónicos que hicieron historia en Colombia ofrecemos en deshilvanado popurrí los nombres de algunos programas que permanecen en la memoria de muchos oyentes y televidentes.

Imagen ColArte

“El pasado en presente”, de los historiadores Abelardo Forero y Ramón de Zubiría. “Vida del Siglo XX”, de Alberto Dangond.  “Caudillos y muchedumbres”, de Jorge Eduardo Girón. “Bolívar, el hombre de las dificultades”, de Promec. “Los Catedráticos informan”. Eran Antonio Panesso, Luis Lalinde, Joaquín Pérez  y Juan de Garganta. (A  los 4 los  rajó o corchó el periodista Rodrigo Pareja con “Nipper”, el nombre del perrito de la RCA). “Yo sé quién sabe lo que usted no sabe”, de Alfonso Castellanos, el mismo de “El Mundo al vuelo”. “El Gran Angular”, de Elkin Mesa, con la sexología. El show de Jorge Barón, antes de su “vallenatización”.  Las entrevistas de Margarita Vidal. Por años compartieron la direccion de “Monitor” Julio Nieto y Carlos Pinzón, quien marcó un hito con su “Club de la Televisión”. “Animalandia”, animado primero por Pacheco y después por Alvaro Ruíz. “La Hora Philips” conducida por Jorge Antonio Vega.

Actores de programas inolvidables.
Archivo Colprensa/YouTube

La “Cabalgata Deportiva Gillette”, micro-espacio que terminó desfigurado al intentarse su resurrección, en “La Luciérnaga” de Hernán Peláez. “Momento Deportivo”, con Carlos Arturo Rueda, primero, y con Alberto Piedrahita, después. “Estadio y multitudes”, de Javier Giraldo. “Comentando los deportes”, de Edgar Perea, nombre simple para un espacio que copaba la  sintonía barranquillera a la una de la tarde. “Wbeimar lo dice”, único programa todavía sobreviviente en la radio antioqueña, gracias a la devoción del maestro Muñoz Ceballos. “Por una cabeza”, espacio hípico del argentino Julio Arrastía. “Fútbol, el mejor espectáculo del mundo”, de Alberto Piedrahita.

Pedro Montoya, “Bolívar soy yo”.
Imagen archivo Promec

Los domingos, entre la una de la tarde y las siete de la noche era como para alquilar balcón la “guerra sin cuartel” en pos de la sintonía futbolera entre las cadenas Caracol, RCN y Todelar. Los partidos eran interrumpidos para transmitir las carreras de caballos desde el Hipódromo de Techo.

Las primeras radionovelas del pasado,  “El       Derecho de Nacer”,  del cubano Félix B. Caignet, y  “El  Angel de la Calle”, del colombiano Efraím Arce Aragón,  causaron gran impacto entre la audiencia nacional. En la pantalla chica fue muy exitosa “Lejos del Nido”, del paisa Juan José Botero.  Otros seriados: “Frutos de mi tierra”, “Las aventuras de Chang Li Pó”; “Kalimán, el hombre increíble”, “El Juicio”, “El cuento del domingo” y “La Ley contra el hampa”.

Talento y televisión con Jimy Salcedo, Pacheco y Gloria Valencia de Castaño.
Imagen archivo “Protagonista”

Memorable el gran repertorio audiovisual de Fernando González Pacheco. Su marca era prenda de garantía para el éxito de sus programas. Por largo tiempo fue primera figura de la televisión y el más popular de sus presentadores. Su deceso representó un duelo nacional.

Héctor Mora y su “Camara Viajera” y “El Mundo al Vuelo”.
Foto You Tube

“Cámara viajera”, del trotamundos Héctor Mora. El “Cante aunque no cante”, en el show de Jimmy Salcedo. “Naturalia”, de la simpar Gloria Valencia. “Concéntrese” y “Espectaculares JES”, ambos de Julio E. Sánchez Vanegas. “El Club del Clan”, de Guillermo Hinestrosa”, y “Radio 15”, de Alfonso Lizarazo.

Timoleón Gómez consolidó su “Caracol en la tierra” y le compitió en la disputa por la audiencia agropecuaria  el colega Orlando López con su “Todelar en el campo”.  Para robustecer la franja de humor que corría por cuenta de Hebert Castro, “Montecristo”, ”Los Tolimenses”, “El tremendo juez y la tremenda corte” y “Los Chaparrines”, irrumpió con fuerza matutina “La Escuelita de doña Rita”.

Antes de que llegara la Tele en blanco y negro, emergieron en el dial estelares de radio-teatro como “La Hora Noel del  aficionado”, “La Serenata del mediodía”, “La marcha de las estrellas”, “El peso Fabricato” y “Coltejer toca a su puerta”. (Lo sentimos, pero se acabó el espacio)

La apostilla: Bien paradójico resultó un nombre que supervivió por años en la radio antioqueña. En las mañanas sabatinas, por La Voz de Medellín, se transmitía el programa “Por la salud del pueblo”, con el patrocinio de la “Fábrica de Licores de Antioquia”.(¡)

Acerca de Revista Corrientes (1670 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas