Al instante

CONTRAPLANO: Memorias de un principiante

Por Orlando Cadavid Correa (ocadavidcorrea@gmail.com)

Hace 130 años ...la fundación del periódico El Espectador

Nota: Esta es una sencilla manera de asociarnos a la conmemoración de los 130 años del decano de los diarios del país.

Al arribar a Manizales la etapa de la XIV Vuelta a Colombia, en 1964, procedente de Pereira, llegaba con un encargo de sus jefes, en Bogotá, don Mike Forero Nogués, el timonel de las páginas deportivas de El Espectador: conseguir un nuevo corresponsal en la ciudad de las Ferias.

Don Eucario Bermúdez Ramírez, quien formaba parte de la gran caravana ciclística, en su calidad de comandante del transmóvil número 1 (el de la Nueva Granada) le dio como candidato único a un joven recién llegado de Medellín que hacía sus primeros pinitos en la redacción de “Ya”, el noticiero de Transmisora Caldas, que tenía el nombre más corto en la historia del periodismo radial.

 Por teléfono (cuando las llamadas de larga distancia había que tramitarlas a través de las voluntariosas operadoras del paquidérmico 01 de Telecom) se formalizo el enganche laboral y el nominado (sin salir de su emocionada sorpresa) tomó contacto con sus dos superiores inmediatos en la capital del país: don José Salgar, el mítico Mono, y don Luis Elías Rodríguez, el jefe de corresponsales, quienes le impartieron las consabidas instrucciones al novato.

El autor de estas remembranzas aprendió a manejar el télex manizaleño de El Espectador para disparar noticias con la misma velocidad con la que se fue encariñando del que sería en su vida su segundo periódico. El primero fue El Colombiano, el diario de los Gómez Martínez, que lo tuvo como corresponsal en su natal Bello, la segunda ciudad de Antioquia, cuando aún era menor de edad.

Gracias a la corresponsalía para los Cano se nos abrieron otras puertas y aprendimos muchas cosas. Comprendimos que no era un simple clisé la famosa frase, según la cual, por Manizales pasaba el meridiano de la industria del café colombiano. Y las razones por las que a veces se le atribuía influencia parecida al discurrir de la política nacional.

Sin ellos saberlo, para el aprendizaje tuvimos nuestras propias tripletas como brújulas y guías: en la caficultura, don Pedro Uribe y los hermanos Fernando y Leonidas Londoño, figuras cimeras de la industria básica de la economía nacional. En las lecturas, Silvio Villegas, el de La canción del caminante; Rafael Arango, el de Asistencia y camas, y Luis Donoso, el de las amenas charlas. En la política, Gilberto Alzate, Alberto Mendoza y Rodrigo Marín. En el colegaje periodístico, José Fernando Corredor, Alonso Parra y Hernán Castaño. Y muchos etcéteras más.

Gracias a la corresponsalía nutrimos nuestro bagaje al oficiar en varias oportunidades como tele-presensistas de textos que preparaban en sus desplazamientos a Manizales doña Inés de Montaña, la inolvidable IM Contesta; el columnista Hernando Giraldo y el cronista político Iáder Giraldo, el tambor mayor de ‘Los Gorilas’. Tres fuentes informativas infaltables: Javier Ríos, Mario Humberto Gómez y Emilio Echeverri. El primero solía acuñar sus datos confidenciales con la frase “sin confirmar, no lo decimos”, que después haría carrera en la radio bogotana.

Hicimos muy buenas migas con colegas tan especiales y queridos de la nómina “espectadoriana” como Carlos Murcia, Rodrigo Pareja, Oscar Alarcón, José Yepes, El Malevo; Antonio Andraus, Luis de Castro, Isaías Gozález, Igor; Antonio J. Olier, Jorge Téllez, Pablo Augusto y Bernardo Torres, entre otros.

La apostilla: Cuando El Tiempo era la casa editorial de los descendientes de los hermanos Eduardo y Enrique Santos y El Espectador era la de todos los Canos descendientes de don Fidel y don Gabriel, al primero se le llamaba “El Santódromo” y al otro “El Canódromo”. Ahora hacen parte de los inventarios millonarios de los conglomerados del potentado Luis Carlos Sarmiento Angulo y de los herederos de Julio Mario Santo Domingo. ¡Las vueltas que da la vida!

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page