Al instante

CONTRAPLANO: Jóvenes presidentes

Por Orlando Cadavid Correa (ocadavidcorrea@gmail.com)

El fútbol y el rock hacen parte de las preferencias personales del electo presidente de los colombianos. Foto Protagonista

El primero de agosto de 1976, cuando  el entonces presidente número cincuenta de Colombia, Alfonso López Michelsen, llegaba a la mitad de su ‘Mandato claro’, nacía en Bogotá el niño  Iván Duque Márquez, con apellidos asimilables a una monarquía propia de príncipes, condes, duques  y marqueses.

Lo más curioso es que el protagonista de este episodio solo alcanzó notoriedad pública y política cuando fue escogido como candidato presidencial del Centro Democrático en una consulta pública del partido que orienta el expresidente Álvaro Uribe Vélez. Desde entonces todos a una se preguntaban quién era Iván Duque y respondían en coro: ”Ni idea”

A medida que pasaba el tiempo, el joven dirigente fue ganando terreno, sobre todo en el sector uribista, hasta el punto de que en la primera vuelta de las elecciones presidenciales superó por amplio margen al candidato Gustavo Petro, aunque no alcanzó el porcentaje necesario para acceder a la jefatura del Estado.

Logró su cometido en la segunda vuelta llevada a cabo el domingo 17, aunque la  sorpresa mayor la dio Petro con sus más de ocho millones de votos.

Duque asumirá el cargo el próximo martes 7 de agosto convirtiéndose  en el Mandatario más joven en la historia de Colombia. Una vez jure como presidente tendrá 42años y seis días. Los aficionados a las estadísticas insisten en que Alberto Lleras Camargo ha sido el presidente más joven de Colombia. Pero miremos el asunto desde un punto de vista más práctico y lógico: Lleras Camargo no accedió a la presidencia de Colombia por elección popular. Ocupó el cargo entre el 7 de agosto de 1945 y el 7 de agosto de 1946,  cuando tenía 39 años y 34 días. Lo hizo en su condición de designado por el senado de la república  en sustitución del presidente Alfonso López Pumarejo, el poderoso líder de “La Revolución en marcha”, quien renunció presionado por los cargos de corrupción política que le formuló la oposición de la época.

Antes de culminar el siglo 20, un joven abogado especializado en Derecho penal, que luego se convirtió en destacado economista, tomó las riendas del país después de una intensa campaña y unos resultados electorales tan reñidos como cuestionados.  Durante su mandato, Misael Pastrana Borrero tuvo una muy ruidosa oposición de la Anapo, que no consiguió  empañar su gestión. El huilense estaba cercano a los 51 años cuando entregó el poder.

A diez años de terminar el siglo pasado apareció en la escena política colombiana un tímido dirigente de provincia llamado César Gaviria Trujillo, quien en 1990 se convertiría en el más joven de los presidentes colombianos. Se juramentó el 7 de agosto de 1990, a la edad de  43 años, 4 meses y 7 días.

Para el siguiente cuatrienio fue elegido otro liberal, Ernesto Samper Pizano, con una edad de 44 años y siete días. A este lo sucedió el conservador Andrés Pastrana Arango, quien asumió el cargo a los 44 años y diez días de nacido.

En 1914, hace 104 años, los colombianos eligieron directamente al Presidente de la República, como lo ordenó la reforma constitucional de 1910.  El conservador José Vicente Concha (futuro padre de Luis Concha Córdoba, segundo cardenal colombiano), con el apoyo de los liberales, fue elegido presidente para el período 1914-1918. Concha derrotó al candidato republicano Nicolás Esguerra por una mayoría de 295.511 votos contra 35.899.

La apostilla:  Cuando Samper asumió como Presidente de la República, sus seguidores más firmes sacaban pecho asegurando que era el más joven mandatario en la historia del país, según lo relató el desaparecido y muy querido colega Carlos Murcia, en su leído Periscopio Político, de El Espectador. Pero Daladier Osorio, otro periodista bien enterado del acontecer nacional, le hizo las cuentas a Murcia, enderezó el entuerto y le demostró que Samper no era el más joven de los presidentes.

Acerca de Revista Corrientes (2916 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas