Al instante

CONTRAPLANO: En 2017 desaparecerá un viejo símbolo de la radio manizaleña

Por Orlando Cadavid Correa (ocadavidcorrea@gmail.com)

Fachada de la vieja sede de Transmisora Caldas en el barrio Chipre de Manizales.

 

El Transmicentro del barrio Chipre –el único inmueble histórico que queda en pie de la vieja radio manizaleña— será demolido con las técnicas más modernas, después de la Feria anual,  para dar paso a la construcción de un par de enormes torres residenciales que le depararán a sus ocupantes una magnífica visión panorámica difícil de igualar.

Simultáneamente liarán bártulos hacia el corazón de la llamada “Zona rosa” de Manizales todas las dependencias  de RCN Radio en la capital caldense.

El año pasado la cadena de los Ardila adquirió por compraventa parte del piso 10 de la moderna torre Capitalia, que construye la empresa CF-C del ingeniero Felipe Calderón, en el sector comercial de El Cable, a un costado de la Avenida Santander, a donde trasladará sus cuatro emisoras (la Básica, Radio Uno, la FM y La Cariñosa) con toda su parafernalia.

Se calcula que a finales de este año se iniciará el montaje del cableado estructurado y para el año entrante, después de la feria,  se tiene prevista la adecuación técnica de las instalaciones para el trasteo de las emisoras

La antigua Transmisora Caldas inició operaciones el 4 de mayo de 1951 (hace más de 65 años), en el céntrico Edificio Cuéllar y a partir de 1961 se instaló en la parte alta de la colina del pintoresco barrio de Chipre, conocida hoy como la Avenida 12 de octubre,  obra que se le debe a la imaginación del visionario Ignacio Escobar Uribe. Poco después de su fundación fue afiliada a la naciente Radio Cadena Nacional.

En 1974 se produjo la transición a RCN, que ya hacía parte de la Organización Ardila Lulle, producto de la venta que hizo don Ignacio. La operación incluyó la cesión del Transmicentro. Antes de irse a su sede propia, al pie del Lago de Aranguito, Transmisora tuvo 3 sedes: 1) En el piso 4 del Cuéllar, al pie de la Catedral. 2) Frente al Café El Polo. Y 3) En los bajos del Teatro Cumanday.

La sede chipriota se construyó en un lote de aproximadamente 3.500 metros cuadrados, quedando terrenos por cerca de 2.000 metros para zonas verdes. La idea de don Ignacio fue convertirla en un epicentro de comunicaciones que incluía un gran estudio de televisión, espacios para más emisoras y el área administrativa.

En diálogo con el colega y amigo Iván Darío Góez, quien nos apoyó en este trabajo de campo, el actual gerente regional de Radio Cadena,  Mauricio Giraldo,  dijo que la sede tradicional –considerada una de las más confortables y bien ubicadas de la empresa en el país– “ni se vende, ni se permuta”, y confirma que allí se proyecta levantar un moderno complejo habitacional, que estaría a cargo de ‘RCN Construcciones’, una de las divisiones de la compañía. Pero todavía no sabe cuáles serían sus especificaciones técnicas y sus costos.

Desde Miami, el maestro Eucario Bermúdez, el más mítico y talentoso director que tuvo el Transmicentro, lamentó “la próxima desaparición de nuestra vieja casona que con Don Ignacio Escobar aspiramos a convertir en el primer estudio de TV de Manizales”. Y nos hizo llegar de su archivo personal un apolillado recorte de prensa en el que el diario La República, de Bogotá, hace el registro de la construcción del Transmicentro, ilustrado con una maqueta de la obra que en el 2017 llegará a su fin. En futuras entregas esperamos darle cabida en su totalidad a este valioso capítulo de la historia de la radio caldense.

En 1974, cuando el magnate Ardila compró por ocho millones de pesos (cifra que era bien respetable hace 40 años) a Transmisora Caldas (incluido el edificio), en Bogotá se decía en plan de broma que el zar de las gaseosas había ordenado que se le pagara por “caja menor” el valor del negocio a don Ignacio.

 

La apostilla: El publicista Carlos Alberto Mejía–experimentado hombre de radio—ya le tiene nombre al complejo residencial que se levantará en los terrenos del Transmicentro: “El Mirador de los Colonizadores”.

 

Ir a la barra de herramientas