Al instante

CONTRAPLANO: El pequeño mundo de los seudónimos

Por Orlando Cadavid Correa (ocadavidcorrea@gmail.com)

"Klim", Lucas Caballero, "El caballero de la sátira" Foto Revista Semana

Nos encantó el apelativo de Panoplia que le puso el escritor y periodista quindiano Jaime Lopera Gutierrez a la pasada entrega de remoquetes salidos del lenguaje popular manizaleño, y optamos por darle cuerda, hoy, a los seudónimos, pero expandiéndolos a otras zonas del país.

Recordemos que en el periodismo antañón se practicaba  con más frecuencia la  seudonomía consistente en mantener en reserva la identidad del autor, no ponerle el nombre propio a los escritos, bien sea por una  modestia bien calculada o por curarse en salud ante el peligro de una querella judicial por los manidos delitos de injuria y calumnia por  los que creemos que no hay un solo preso en las cárceles.

“Calibán”, ni en los peores momentos de “la violencia” que incendió los diarios liberales, dejó de escribir su “Danza de las horas”.
Foto archivo El Tiempo

Vamos al grano: Gabriel García Máquez, “Séptimus”, en su columna “La Jirafa”, de El Heraldo, y luego “Gabo”  o “Gabito”. Enrique Santos Montejo, “Calibán”. Roberto Cadavid Misas, “Argos”. Lucas Caballero Calderón, “Klim”. Roberto García-Peña, “Ajax”. Miguel Angel Osorio Benítez, “Porfirio Barba-Jacob” o  “Ricardo Arenales“. Alfonso Castillo Gómez, “Alkanotas” o “Coctelero”. José Yepes Lema, “El Malevo”. Elkin Mesa, “Mike Sanel”. Juan Roca Lemus, “Rubayata”. José Mejía y Mejía, “Jota”. Antonio Panesso Robledo, “Pangloss”. Carlos Lleras Restrepo, “El Bachiller Cleofaz Pérez” o “Hefestos”. Marco Fidel Suárez, “Luciano Pulgar”.  Belisario Betancur, “Bélico”. Antonio José Restrepo, “Ñito”. Epifanio Mejía Quijano, “Emilio”. Hernando Santos Castillo, “Hersán”, en sus columnas de opinión, y “Rehilete”, en sus crónicas taurinas. Ramón Ospina Marulanda, “El Insobornable”. Jorge Franco Vélez, Rozeta”. Manuel Piquero  Pérez, “Picas”. Raúl Echavarría Barrientos, “Raulete”. Alberto Lopera, “Loperita”. Jairo León García Uribe, “Juan Paz”. Lubín Alfonso Alzate, “Lubinete”. Augusto Goicochea, “Paco Luna”. Eduardo de Goicochea, “Doctor Devengo”. Antonio Henao, “El Capitán Antena” o  “El Reportero de Gardel”. Humberto López López, “Pepe Grillo” o “Hulolo” y Luis Ernesto  Ayala,  “Paco”.

Gabriel García Marquez en los tiempos de columnista y corresponsal de prensa.
Foto Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano

Le damos curso a una segunda cochada de seudónimos: Yamid Amat, “Juan Lumumba”. Héctor Mora Pedraza, “Espartaco”. Fabio Rincón Tamayo, “Farita”. Jota Enrique Ríos Calderón, “Don Nadie”. Jaime Sanín Echeverri, “Sagredo”. Javier Velásquez Yepes, “Javeye”. Alvaro Monroy Caicedo, “Visor”. Isaías González, “Igor”. Efraín Lezama Ramírez, “El doctor Rayo”. Carlos E. Cañola, “Martinete”. Gonzalo Uribe, “Luis Yagarí”. Hugo Jaramillo, “Harry”. Augusto León Restrepo Ramírez, “Fray Rodin”. José Fernando Corredor, “Marco Vinicius”. Hernán Restrepo Duque, “Alex Bonet”. César Montoya Ocampo, “El Diablo Cojuelo”. Rogelio Vieira Puerta, “Rodil”. Rodrigo Ramírez Cardona, “Gaspar”. Gabriel Escobar Gaviria, “Sófocles”. Edgar Gomez Ospina, “Pertinaz”. Libardo Parra Toro, “Tartarín Moreira”. Pedro Nel Duque, “Crispín”. Fernando Gómez Martínez, “A.V. Struss”. Roberto Posada García-Peña, “D’artagnan”. César Augusto López Arias, “Cala”. Gonzalo Arango, “Aliocha” y Juan José García Posada, “Juan de la Ermita”.

Guillermo Zuluaga, “Montecristo”
Foto municipiosdecolombia.com

Que no falte el segmento dedicado al humorismo: Guillermo Zuluaga Azuero, “Montecristo”. Roberto Londoño Villegas, “Luis Donoso”. Raúl Echeverri, “Jorgito”. Carlos Mejía Angel, “Ciro Mendía”. Pompilio  Ceballos, “Tocayo”. Jorge Ramírez y Lizardo Díaz, “Emeterio y Felipe”, Francisco Emilio Bedoya Ospina, “Febo” y Crisanto Alonso Vargas, (“Vargasvil”).           Quedan en la libreta de apuntes otros ochenta seudónimos, pero se nos agotó el espacio.

La apostilla: Un día, en una céntrica calle de Apartadó (principal cabecera del eje bananero) se encontraron el director regional de RCN, Jorge Cadavid, y la periodista Hortencia Castro, directora del periódico El Heraldo de Urabá. Ella le dijo: “le cuento que en Turbo hay un ‘sinónimo’ suyo, don Jorge, de nombre y apellido”. Nuestro hermano le dijo: “Querrá decir usted un homónino”. Y doña Hortencia insistió: “No, señor, es todo un ‘sinónimo’ suyo”. Y siguió su camino muy campante la escribidora.

Acerca de Revista Corrientes (913 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas