Al instante

CONTRAPLANO: El hombre que supo reírse de sí mismo (2)

Por Orlando Cadavid Correa (ocadavidcorrea@hmail.com)

Gonzalo Aristizabal Alzate (Q.E.P.D.) Foto wp.com

El escritor caldense Gonzalo Aristizábal Alzate, quien acaba de cerrar de repente su ciclo vital, en Manizales, cuando cumplía sus primeros 60 años, aprendió en su natal Aranzazu,  al mismo tiempo, a juntar vocales y consonantes y a burlarse de sí mismo para hacer de la vida un lugar más feliz, agradable y llevadero.

Un día nos relataba en el céntrico cubículo del colega Héctor Arango  (donde lo conocimos) que en las mañanas, ante el espejo, en vez ponerse a hacer ejercicio en una bicicleta estática prestada o salir a trotar, en sudadera, inventariaba sus taras y virtudes, si de pronto las tenía. No era de aquellos mortales que pretendían  ser buenos, guapos, altos, simpáticos, atractivos o inteligentes, porque consideraba que no era portador  de ninguna de las virtudes que obsesionan a los narcisistas.

Hombre lleno de gracia, mucha chispa, sal, pimienta y azuquitar  para el café, “El hijo de Gilma” (como solía identificarse en su correo electrónico) “fabricó” para él una divertida hoja de vida que fue todo un gozaderal. Su paisano Edilberto Zuluaga Gómez le pidió:  Por favor, deme su biografía. Y prendió motores:

“Soy aranzaciano modelo 57, mi signo es libra. Me faltaron cinco años para terminar la primaria. El bachillerato fue avalado por el Instituto…de Crédito Territorial de esa época, y soy administrador de empresas de la Nacional…de Chocolates”… ¿Cuál es su estado laboral? “Soy retirado de la Universidad Nacional. Me retiraron a los cinco semestres”… ¿Cuál es el pecado que más cometen nuestros conciudadanos? “Creer en los políticos”.

A otra pregunta de su entrevistador sobre su situación sentimental, amorosa o afectiva, Gonzalo lo despachó con siete palabras: “Sin nadie que me joda la vida”. A una más,  acerca de cuántos hijos tenía, manifestó: “Tres hijos: Jaime, Seir y Domingo. Jaime, es ingeniero; Seir, es economista y Domingo es… festivo”. El interrogante final tuvo que ver con el empleo:  ¿Gonzalo. ha trabajado alguna vez en la vida? Respuesta: “El trabajo es falta de imaginación! En Colombia el que trabaja y ahorra pierde plata”.

El crítico gramatical Efraim Osorio Lopez –uno de sus mejores amigos— atendió así una invitación del Contraplano alrededor de la desaparición del escritor humorístico:

“La muerte de Gonzalo me tiene consternado. 60 años… Y con todos los proyectos que tenía. Siempre llevaba consigo una libretica en la que anotaba los apuntes que le causaban gracia. Nos veíamos con frecuencia. Los designios del Señor son inescrutables. Que Él lo tenga en su gloria”.

En una segunda nota expresó nuestro filólogo de cabecera:

‘Consideraciones’ es el título de las notas con que presenta el escritor Gonzalo E. Aristizábla Alzate uno de sus libros, Guarniel de  exageraciones (2007). Una de ellas es ésta: “Una exageración es una verdad que ha perdido la compostura”. Ignoro si después de éste hubo más libros. De lo que sí estoy seguro es de que no habrá más de este autor, porque la muerte lo sorprendió cuando, por su edad, aún le quedaban muchos sueños por realizar y muchos proyectos por llevar a buen término. Con su fallecimiento prematuro, sus familiares perdieron a un familiar muy querido; sus amigos, a un amigo bueno, y sus paisanos, a un paisano meritorio. Pero todos, sus familiares, sus amigos y sus paisanos lo tendremos siempre en nuestra memoria. Que el Señor le haya dado la bienaventuranza para los buenos reservada”.

La apostilla: Se nos quedaban en el tintero cuatro preguntas con sus respectivas respuestas:  ¿Ha pedido prestado dinero alguna vez?  “Sí. Aunque pagar es atentar contra el capital”… Los libros que usted vende ¿hay que comprarlos y también leerlos? “Eso de leerlos, no sé. ¡Me interesa más que los compren”…  ¿Qué es el humor? “La más alta expresión de la rebeldía”… ¿Por qué el hombre ríe? “Porque la risa es atributo de la razón”…

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page