Al instante

CONTRAPLANO: Caminos musicales

Por Orlando Cadavid Correa (ocadavidcorrea@gmail.com)

Imagen elreydelfibro.com.ar

Proponemos esta pausa musical (algo así como un manojo de senderitos de amor basado en los cantos que involucran caminos y atajos) para que el lector descanse por unos minutos, si a bien tiene,   del tropel pre-electoral.

Este es un homenaje a la memoria del poeta español Antonio Machado, quien escribió: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”.

ü  Caminito, tango inmortalizado por Carlos Gardel, cuya letra nació por un amor frustrado y su recorrido es un sendero de La Boca bonaerense muy visitado por turistas de muchos países. La pebeta que castigó con el no al poeta Gabino Cori Peñaloza se llamó    Lucía Merle. La música   la puso Juan de Dios Filiberto, el mismo de Sollozos del bandoneón y El pañuelito blanco. El tratadista Rodrigo Pareja cuenta que existen más de 15 versiones de Caminito.

ü  Camino Verde, canción del español Carmelo Larrea, que  conocimos en Colombia en la formidable interpretación del tenor bogotano Victor Hugo Ayala con el respaldo musical del  maestro Jaime Llano González.

ü  Caminemos, bolero de la autoría del brasileño Hervelio Martins, popularizado por la formación original del Trío Los Panchos, encabezada por el boricua Hernando Avilés. Siempre se creyó que era de Alfredo Gil.

ü   Camino Viejo, canción en la que su autor, José A. Morales, rememora de su niñez el diario viaje a pie para acudir con su taleguera llena de cuadernos a la escuela de doña Inés, en El Socorro, su natal Pueblito Viejo, donde aprendió a juntar primero que todo las vocales y las consonantes que le fueron tan útiles en la vida.

ü  El Camino del café, del paisa Jorge Monsalve Velásquez, “Marfil”, bello himno al cultivo de la rubiácea que grabó con Morales, su mancorna musical, y también llevaron al acetato Genaro Salinas, Luis Angel Mera y  Los Médicos.

ü  Los caminos de la vida, de Omar Geles y Los Diablitos.

ü  No pises mi camino, bolero de la inspiración del eximio compositor magdalenense José Barros, que interpretó el cantante puertorriqueño Charlie Figueroa, desaparecido prematuramente por causa del alcoholismo.

ü  Por un caminito, balada de la vieja ola argentina que llevó al disco su autor Leo Dan, que gustó mucho en Colombia.

ü  El Camino de la noche, composición del charro José Alfredo Jiménez que consagró internacionalmente su compatriota mejicano Javier Solis.

ü  Camino de Guanajuato, del mismo José Alfredo, que impusieron en sus particulares estilos Pedro Infante, Jorge Negrete y Miguel Aceves Mejía y el referido Jiménez.

ü  Por los caminos de Caldas, pieza bambuquera maestra con letra del poeta Luis Carlos González y música de Fabio Ospina que grabaron Espinosa y Bedoya, Ríos y Macías, La Rondalla Manizaleña y el Trío Caldas, entre otras agrupaciones.

ü  El camino de la vida, hermoso vals de Héctor Ochoa, interpretado por Arboleda y Valencia, el Trío América y los Tres Reyes.

ü  Caminito de Guarenas, del fundador  y director de la Billos Caracas Boys, Luis María Frómeta Pereira, tema cantado por Manolo Monterrey. .

ü  Caminante del Mayab, canción yucateca del poeta Juan Acereto Manzanillo, que grabaron los tenores Alfonso Ortiz Tirado y Pedro Vargas, además de Los Panchos.

ü  Mares y Caminos, bella canción de Los 3 Reyes, con Hernando Avilés.

ü  Camino al don, exitoso foxtrot del músico argentino  Juan Carlos Barbará.

ü  No cambies camino por vereda (Consejo, en son cubano, de Buenavista Social Club y de los Guaracheros de Oriente).

ü  Se nos agota el espacio y solo caben unos pocos solistas: Camino del puente, de Roberto Ledesma. Caminando por Caracas, de Piero. Caminito de la playa, de Valen.   Por algún camino, de Sandro. A la vera del camino, de Roberto Carlos. Un camino hacia el amor, de Juan Erasmo Mochi y Camino al cielo, de Vicente Fernández.

La apostilla: El más agalludo de los compositores e intérpretes de este género fue el tan mencionado José Alfredo Jiménez, quien se despachó de una vez con sus Cuatro Caminos y le preguntaba en una de sus súplicas musicales a doña Paloma, su castigadora primera esposa, cansada de sus infidelidades permanentes,  ¿cuál de los cuatro caminos sería el mejor?.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Revista Corrientes (1991 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas