Al instante

Concejo de Nueva York aborda crisis del Diario La Prensa

Por Javier Castaño

Periodistas del Diario La Prensa y políticos de Nueva York durante la protesta por el despido de la mitad de la nómina del medio latino. Foto Javier Castaño

“Mi responsabilidad es sacar todas las mañanas el periódico El Diario a la calle y necesitamos dinero para seguirlo haciendo. La decisión de cerrar la edición impresa es fundamentalmente económica, aunque no tenemos fecha”, dijo Gabriel Dantur, nuevo CEO de ImpreMedia cuando testificó el miércoles de esta semana en el Concejo de la ciudad de Nueva York en donde se discutió la relación de la prensa étnica con el estamento político de la ciudad de Nueva York. “El problema es que algunos anunciantes están tomando decisiones, asumiendo que el periódico va a morir”.

Dantur dijo sentirse orgulloso que El Diario tiene medio millón de seguidores en Facebook y reconoció que si tuvieran más recursos económicos, cubrirían mejor las noticias locales. El Diario acaba de despedir a 13 de sus 36 empleados y se quedó con tres periodistas para cubrir una ciudad de 5 condados y 8.5 millones de personas, de las cuales 2.3 millones son latinos y el 80% prefieren hablar español en sus hogares (Censo del 2000).

“Cómo es posible que en la ciudad de Nueva York no exista un periódico fuerte en español. El Diario no es ni la sombra de lo que era y estamos aquí para tratar de evitar su naufragio”, dijo Peter Szckely, presidente del sindicato Newspaper Guild que representa a empleados de medios de comunicación, incluyendo a periodistas.

A finales de los 90 y principios del siglo XXI, El Diario mantuvo una circulación de alrededor de 50,000 ejemplares diarios. En la actualidad se estima que su circulación es inferior a los 30,000 ejemplares. “Cuando llegue a los 20,000 ejemplares es mejor regalar el periódico”, dijo una fuente que no quiere ser identificada. Aunque ya lo están regalando en los vecindarios para justificar el precio que cobran por los avisos.

La calidad periodística, el re-diseño, las estrategias de ventas, las nuevas secciones y contrataciones, además del espejismo digital, sucumben ante del desangre de circulación.

“Tenemos temor que estos últimos despidos señalen el ocaso de El Diario impreso”, dijo el editor Manuel Avendaño, uno de los seis periodistas despedidos la semana pasada.

“El Diario tiene historia, es parte integral de la comunidad latina y los nuevos dueños argentinos están diciendo que hay un nicho a nivel digital, pero yo no lo veo”, dijo Oscar Hernández, vendedor de El Diario por más de 30 años y representante del sindicato.

“La edición impresa de El Diario es posible que dure de 2 a 3 años, pero estoy convencido que dentro de 10 años las publicaciones impresas no tendrán relevancia”, dijo Dantur, CEO de ImpreMedia. El fundador y ex CEO de ImpreMedia, John Paton, en una reunión en el auditorio del primer piso del periódico New York Times en el 2006 dijo que “dentro de 3 años no existirán medios impresos en los Estados Unidos”.

“Yo he leído El Diario desde niña y no me imagino a Nueva York sin este periódico. Sería una vergüenza. La gran mayoría de nuestro electorado necesita de El Diario, para nuestra población adulta es indispensable como fuente de información y la gran mayoría de los latinos no usan los medios digitales para informarse”, dijo la concejal demócrata Rosie Méndez.

El debate en el Concejo de Nueva York. Foto Javier Castaño

El debate en el Concejo de Nueva York.
Foto Javier Castaño. Gabriel Danfur, CEO de ImpreMedia, propietarios de El Diario, con las manos sobre la mesa y testificando en el Concejo de Nueva York frente a un grupo de empleados de ese periódico.

La audiencia en el Concejo de Nueva York estuvo encabezada por el concejal demócrata Carlos Menchaca. “Queremos estudiar cómo la ciudad le puede ayudar a la prensa étnica y cómo podemos salvar El Diario”, dijo Menchaca. “Aquí está en juego no solo el futuro de la prensa étnica, sino el de la comunidad”.

“El Diario ha sido vital en mi formación como político y la relación de la comunidad con la policía ha mejorado por el apoyo de El Diario. Su desaparición es un asunto de derechos humanos”, dijo el concejal Ydanis Rodríguez.

En la audiencia del Concejo de Nueva York participaron varias organizaciones. Karen Pennar fue la primera en hablar a nombre del Centro para la Comunidad y la Prensa Etnica (CUNY), Nisha Agarwal representó a la Oficina de Inmigración del Alcalde Bill de Blasio, Thanu Yakupitiyage a la Coalición de Inmigrantes de Nueva York, Marta García a la Coalición de Medios Hispanos y Luis Miranda a la Federación Hispana, entre otras organizaciones. Todos dijeron que la prensa étnica necesita mas avisos de publicidad y que hay que salvar El Diario.

Representantes de la prensa china, negra e hindú se quejaron de discriminación, falta de respeto y “ausencia de transparencia en el otorgamiento de publicidad de parte de la ciudad de Nueva York”.

Estrella Josiel de la oficina del Contralor de la ciudad de Nueva York, Scott Stringer, entregó el día de la audiencia un documento en el cual especifica el dinero que la ciudad ha pagado por publicidad en medios anglosajones ($20 millones) y en la prensa étnica ($2.5 millones) en los últimos 3 años. En ese lapso de tiempo El Diario ha recibido $1,141,395 millones en publicidad.

El Alcalde de Blasio y la presidenta del Concejo de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, están preparando un encuentro con la prensa étnica para el próximo 17 de febrero.

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page