Al instante

Cierre de Playa Blanca en Cartagena, genera protesta

Por Libardo Muñoz, Cartagena

Nativos de Barú, consideran exagerado el cierre de Playa Blanca por 7 meses. (Foto colectiva STEREO)
El Ministerio del Medioambiente de Colombia ordenó el cierre de Playa Blanca, en la isla de Barú, de Cartagena, por 7 meses, con el argumento de proteger la anidación de la “Tortuga Carey”, pero la población nativa considera que esa medida, además de inconsulta, perjudica la recepción y servicio al turismo, que es casi la única labor de la que derivan su sustento.
Barú es la isla más grande de Colombia, en ella cabe San Andrés dos veces, es parte de las zonas de ultramar que pertenecen a Cartagena, se encuentran en ese territorio las poblaciones de Santa Ana, Ararca y Playa Blanca, comunidades ancestrales, donde la pesca artesanal es una actividad de subsistencia transmitida por generaciones, en forma paralela a una atención al visitante en playas limpias y soleadas, de manera improvisada y desventajosa, si se la compara con grandes hoteles y “resorts” excluyentes y de alto costo.
De unos pocos años a esta parte, Playa Blanca entró en un auge de turismo nacional e internacional para el que no estaban preparados, al construirse un puente que reemplazó a un viejo y lento ferry y la recuperación de una carretera.
Playa Blanca se vió de repente atiborrada de bañistas, el desorden y la improvisación, además de la especulación aparecieron y con ellas la inseguridad y la delincuencia común, en tal medida que hubo necesidad de construir un pequeño puesto de policía.
El Minambiente anunció el cierre de 1.5 kilómetros de Playa Blanca, en forma sorpresiva y de inmediato la comunidad de Barú se declaró en movilización para protestar. Con una carta al Capitán del Puerto, Pedro Javier Prada, solicitan permiso para una “marcha marítima” con embarcaciones que saldrán de la vecina isla de Tierrabomba, desde el canal de entrada a la Bahía de Cartagena pasando frente a la fortaleza de San Fernando.
Invitarán a la protesta a pobladores de Caño de Loro, Bocachica y Pasacaballos, asentamientos humanos olvidados, empobrecidos, alejados de una buena asistencia de salud y sin agua potable.
En “El Islote” otra concentración pesquera de Cartagena, el pueblo no aceptó urnas en las recientes elecciones atípicas para alcaldía.
Un vocero de la comunidad de Barú declaró que ellos son protectores de la “Tortuga Carey”, además de otras riquezas ambientales, que están de acuerdo con un Plan de Manejo Ambiental pero donde ellos sean incluidos, distinto a la medida del cierre de Playa Blanca, que se tomó en Bogotá sin consultarle a nadie.
Los moradores de Playa Blanca anunciaron su protesta comunitaria con un mitin a la orilla del mar, pero aún no revelan la fecha para la navegación conjunta de los pueblos de la Bahía de Cartagena.
Acerca de Revista Corrientes (2253 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas