Al instante

Cerveceros y Dodgers, ¡final de la Nacional!

Por Antonio Andraus Burgos, Nueva York

Imagen liderinformativo.com

Los Rockies de Colorado sucumbieron frente a unos inspirados Cerveceros; mientras que los Dodgers clasificaron para disputar la final, al eliminar a unos Bravos que palidecieron en momentos apremiantes.-

  

El índice de los pronósticos ciertamente estaban inclinando la balanza en favor de los Cerveceros de Milwaukee y de los Dodgers de Los Ángeles, para llegar a la gran final por la corona de la Liga Nacional.

 

Eso es más que cierto, y oportunamente se dio a conocer lo que señalaban expertos y analistas. Lo que no se presagiaba es que los Rockies de Colorado sucumbieran de una manera estrepitosa frente a los Cerveceros; y que los Dodgers alcanzaran con más facilidad que con tropiezos, eliminar a unos Bravos de Atlanta, que palidecieron en los momentos apremiantes de la Serie Divisional.

 

En ambas Series Divisionales de la Liga Nacional, todas las manifestaciones técnicas y estratégicas, era que las dos debían llegar al final del quinto juego. Porque se analizaba, con base en lo que las cuatro novena exhibieron durante la campaña regular, la forma competitiva en que desarrollaron sus juegos. Ninguna de las dos series alcanzó el quinto encuentro.

 

Barrida a Rockies

 

Los Cerveceros mostraron una cohesión de buen béisbol, tanto a la ofensiva, bateando para 272, con 28 indiscutibles incluyendo 4 ‘’bambinazos’’, para fabricar 13 carreras, como por su cuerpo de lanzadores, que tuvo un dominio absoluto y efectivo frente a los Rockies, con 0.64 carreras limpias por juego y dos carreras en 27 episodios.

Celebración de la barrida
Foto TV Max

 

Es que los Rockies perdieron el norte de su juego en los tres desafíos en que actuaron frente a los Cerveceros, bateando apenas para un increíble guarismo de 174 de promedio, con apenas 25 inatrapables y ningún cuadrangular en sus tres presentaciones, fabricando lánguidamente 2 carreras, al perder por tableros de 3-2; 4-0 y 6-0, esta última pizarra, jugando en su patio, en Colorado. Eso refleja fielmente lo que ocurrió en los diamantes, sin discusión alguna.

 

Los Rockies no tuvieron la garra ofensiva que exhibieron durante toda la temporada, y el silencio de su artillería fue totalmente determinante en los dos últimos compromisos, cuando fueron blanqueados.

 

Bud Black no encontró en su cuerpo de lanzadores los métodos para detener la ofensiva de los muchachos de Craig Counsell, que batearon a sus anchas, en los momentos propicios, y allí radicó la gran diferencia.

 

Los Cerveceros tuvieron ofensiva de 272, con 28 imparables y 4 batazos de circuito completo, para producir las 13 carreras con las cuales ganaron. Pero, es allí en donde nace la gran diferencia; los lanzadores de Milwaukee tuvieron efectividad 0.64, contra 3.18 de los serpentineros de Colorado, evidenciando un dominio completo sobre la artillería de los Rockies.

 

De los Bravos

 

Una cosa, y sólo una cosa, se puede señalar en la serie entre los Bravos de Atlanta y los Dodgers de Los Ángeles. Los Bravos llegaron más allá de lo previsto cuando concluyeron las acciones de los entrenamientos primaverales.

 

De una novena en plena reconstrucción, a un equipo competitivo, hasta llevarse el banderín de la división Este del Viejo Circuito, de las manos de Brian Snitker, el estratega procedente de las propias fincas de la organización, fue mucho lo que rindieron, y por encima de lo esperado.

 

Quizás los Bravos pudieron mentalizarse más frente a unos encopetados Dodgers, que lucharon hasta el último momento para ingresar a la ronda de los cuatro grandes.

 

A la ofensiva, los Dodgers tuvieron promedio de 210, con 25 inatajables y 8 tablazos de circuito completo, para producir las 20 carreras que les brindaron las tres victorias frente a una derrota ante los Bravos, club que tuvo un raquítico promedio de 123 con el uso del bate, 19 inatrapables conectados y apenas 2 ‘’bambinazos’’, para las 8 rayitas que lograron anotar, en los 36 episodios jugados.

 

Foto Hoy, Los Angeles

Pero es que los Bravos nunca dieron el imparable decisivo para producir carreras, estuvieron controlados por los lanzadores de los Dodgers, y en muchas ocasiones, la ‘’novatada’’ de muchos de sus peloteros, hicieron mella en las acciones.

 

Para muchos, la rotación de los abridores señalada por Brian Snitker no fue la más acertada. Su crédito en la rotación, Mike Foltynewicz, falló en el primer compromiso y en el segundo, trabajó en 4 episodios, pero finalmente la novena volvió a perder, en esta ocasión, jugando en Atlanta.

 

Desde luego, los Bravos con sus destacados novatos sobre el terreno mostraron que el futuro inmediato tiene un terreno abonado para esperar muchas cosas positivas.

 

De esa forma, se puede concluir que los Rockies, de cuyo club se esperaba mucho más en la ronda de la postemporada, y los Bravos, que con poco hizo mucho, no encontraron las fórmulas para superar a sus adversarios de turno, que pudieron superarlos antes de que se pudiera llegar al juego final de cada serie.

 

La gran final

 

Por los numeritos, dirían muchos, son los Cerveceros los claros favoritos para imponerse en la gran final por el título de la Liga Nacional. A los numeritos hay que tenerlos en cuenta, pero ese es un punto de referencia que tiene total validez, cuando se trata de jornadas de largo aliento.

 

Pero cuanto se trata de series cortas, como esta que empieza a jugarse este viernes 11 de octubre en Los Ángeles, las cosas pueden ser totalmente distintas, y como se arranca de cero, cualquier cosa puede pasar.

 

Los Dodgers, a nuestro leal saber y entender, cuentan con una nómina de primera línea, y por lo tanto, si bien puede hacer parte de los pronósticos que poco los benefician, en nuestra humilde opinión, el sello que tiene la novena es interesante, y viniendo de atrás hacia adelante, las cosas pueden resultar más que emotivas, y con buenos dividendos.

 

Es que Joe Pederson, Justin Turner, Max Muncy, el sensacional dominicano Manny Machado, los cubanos Yasmani Grandal y Yasiel Puig, Matt Kemp, Cody Bellinger, y el boricua Kike Hernández, con el uso del madero se hacen respetar, sobre todo, cuando los juegos están en momentos cruciales.

 

Si a ello le agregamos la fortaleza de su cuerpo serpentinero, con una efectividad de 2.06 en la Serie Divisional, hay que aceptar que los Cerveceros no la tienen nada fácil, aun cuando la novena de Milwaukee haya ganado sus 11 últimas presentaciones en línea.

 

Ahora bien, Lorenzo Caín, el formidable Christian Yelich, Ryan Braun, Travis Shaw, los venezolanos Jesús Aguilar y Orlando Arcia, Mike Moustakas y Erik Kratz, exhibieron una ofensiva de jerarquía y su barrida frente a los Rockies, puede envalentonarlos ante los favoritos Dodgers.

 

Por el título

 

Craig Counsell, el estratega de los Cerveceros, tiene entendido, sin discusión alguna, que su ventaja estará en que los dos primeros juegos de la Serie por el Campeonato se van a jugar en  Milwaukee, y que de conquistar ese par de compromisos en casa, la ruta camino hacia la Serie Mundial será bastante despejada. Sus pupilos defendieron muy bien el juego en casa, cuando acumularon 51 victorias contra 30 derrotas en la temporada.

 

Otra cosa es que los Dodgers se salgan con las suyas y se acrediten uno de los dos partidos a disputarse en el Miller Park, porque al jugarse los tres siguientes desafíos en Los Ángeles, la cosa se pone color de hormiga. Los pupilos de Dave Roberts no estuvieron muy afortunados este año en el ‘’Dodgers Stadium’’, pero cuando se trata de la Serie por el Campeonato, su brazo no será muy fácil de torcer.

 

En el mano a mano, los Dodgers tienen una aparente ventaja, por la calidad de su cuerpo de lanzadores, tanto de los abridores como de los relevistas. Los Cerveceros en cambio, tienen que hacer malabares para que su rotación se mantenga a la altura de la exigencias, y por eso, Counsell, cambiando lo establecido por el ‘’librito’’ del béisbol, acude con frecuencia a los servicios de sus relevistas que, en medio de todo, han respondido con lujo de competencia.

 

En la apertura

 

El primer juego por la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, se desarrollará en el Miller Park, de Milwaukee, a partir de las 8 de la noche, hora del Este de los Estados Unidos, este viernes 12 de octubre.

 

Ese juego es el de la apertura de la gran final por el banderín de la Liga Nacional, cuyo resultado puede ser decisivo tanto para los Cerveceros, en plan de equipo de casa, como de los Dodgers, en su calidad de visitante.

 

En el mismo diamante, se jugará el partido número dos, el sábado 13, a partir de las 4 de la tarde, hora del Este de los Estados Unidos. Pero los encuentros tres, cuatro y si es necesario el cinco, se desarrollarán en el parque de pelota de Los Ángeles, los días lunes 15, martes 16 y miércoles 17. Si hay necesidad de los partidos seis y siete, se volverá a jugar en Milwaukee, los días viernes 19 y sábado 20 de octubre.

 

Los lanzadores

 

Dave está listo
Foto Diario As

Dave Roberts, el estratega de los Dodgers, ya decidió que su astro zurdo Clayton Kershaw, será el abridor para el primer compromiso en Milwaukee, y para la segunda confrontación, utilizará los servicios del zurdo surcoreano, Hyun-Jin Ryu, triunfador frente a los Bravos en el primer juego de la Serie Divisional.

 

Kershaw no tuvo en esta campaña el brillo y la solidez de otras temporadas, con muchos tropiezos con su estado de salud. Sin embargo, muestra una tarjeta con 9 ganados y 5 perdidos, y efectividad de 2.73. Sin embargo, en postemporada, Clayton no ha sido el hombre clave para los Dodgers, pues su marca de 8 triunfos y 7 derrotas, con 4.08 carreras limpias por juego, no es el reflejo del derroche de calidad y energías que exhibe en las campañas regulares.

 

Si otra cosa no dispone Craig Counsell, el capataz de los Cerveceros, el venezolano Jhoulys Chacón, con registro de 15-8 y 3.50 de efectividad, y triunfador ya en un partido de postemporada, debe subirse a la lomita para el primer choque de la Serie por el Campeonato. Pero a lo mejor, Counsell se sale con las suyas, como ya lo hizo en la Serie Divisional, cuando echó mano de sus relevistas para afrontar un juego que ganó, y aplica otra teoría para enfrentar a los Dodgers en el primer compromiso en Milwaukee.

 

Si nos dan la opción de escoger, nos inclinamos por los Dodgers, más pensando en la experiencia de sus jugadores y la calidad de su cuerpo de lanzadores que por cualquiera otra consideración. Con los Cerveceros, en cambio, nos obligan a pensar que su rotación no es tan sólida y que depende mucho del accionar de sus relevistas, aun cuando ofensivamente, en toda su alineación, tiene la suficiente capacidad para salir adelante en los compromisos.

 

Lo importante para los Cerveceros es aprovechar su condición de equipo de casa en los dos primeros partidos. Y luego se verá… pero ojo, los Dodgers son mejor club visitante que equipo de casa, y eso dice mucho de una novena que tiene todas las pretensiones de llegar, por segundo año consecutivo, a la disputa de la Serie Mundial.

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Revista Corrientes (2883 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas