Al instante

Carrillo no puede ser Procurador

Por Gustavo Alvarez Gardeazábal, Diario ADN

 

El Consejo de Estado eligió hace unos días como su representa en la terna para Procurador General de la Nación al exministro por 2 veces y embajador otro par de oportunidades, Fernando Carrillo. Los méritos de este hombre, hecho a pulso alrededor de la séptima papeleta ,cuando se abrió campo la Constituyente del 91,eran más que suficientes para que su candidatura consiguiera fácilmente la mayoría de los votos de los consejeros de estado.

El hecho de haber sido parte del kínder del presidente Gaviria, con el que le dieron un vuelco a la estructura del país y se construyeron no solo las puertas de la nueva Carta sino de la apertura económica, le garantizaba a los ojos de cualquier observador imparcial el apoyo tras bambalinas a su candidatura en la plenaria del Senado del expresidente, así él hubiese también palanqueado,al más fino estilo pereirano, que la Corte Suprema escogiera como candidato al exfiscal Jorge Perdomo.

Pero a los sabios miembros del Consejo de Estado se les pasó por encima un detallito de esos que ellos viven encontrándole como fallas graves a todos los funcionarios públicos para abrocharlos. Resulta que el decreto 262 del 2000,art 4,numeral 6,donde se fijan las calidades para ser Procurador General, establece que no podrá ejercer ese cargo quien haya sido sancionado disciplinariamente en cualquier época.

El señor Carrillo, a quien todos daban por fijo,fue sancionado por fallo del 29 feb del 97 por la Procuraduría y por decreto presidencial 1618/98 a 30 dias cuando era ministro.Y como si fuera poco, ese mismo Consejo de Estado había confirmado la sanción el 10 de octubre del 2002 en fallo firmado por el doctor Cáceres, José María Lemus y Alejandro Ordoñez.

@eljodario

eljodario@gmail.com
Si quiere oir el audio de esta columna en la voz de su autor vaya a: https://www.spreaker.com/user/eljodario/carrillo-gardeazabal-adn-oct-6

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page