Al instante

BLANCO Y NEGRO: La manzana de la discordia

Por Gabriel Ortíz

"..estoy pensando en devolver lo que gané con mi 'reelección' en la Procuraduría" Foto static.iris.net.co

El ponderado manipulador de votos para su elección y reelección como Procurador, se convirtió en la manzana de la discordia que puede darle el puntillazo final a las aspiraciones del Centro Democrático –uribismo- por recobrar el poder en Colombia.

Pastrana y Uribe venían coqueteándose desde mucho antes del ring que armó el senador, para quemar a 4 de sus cinco precandidatos.
Los ataques del mismo corte de los que se le aplicaron al no, fueron insuficientes para detener a Iván Duque, quien salió airoso, celebró y tomó la cosas en serio, mientras sus contrincantes mordían el polvo de la derrota.

Fue entonces cuando entró al escenario la exministra Marta Lucía Ramírez, con el respaldo del expresidente Andrés Pastrana, buscando una coalición con Duque. No se contaba con la manzana de la discordia.
Pastrana y Ramírez vetaron al destituido exprocurador, mientras que Uribe y su pupilo lo defendieron. La trilogía no funcionó porque la candidata y Andrés sintieron pasos de animal grande.

La situación se tornó difícil y se agudizó durante la presentación que hizo la exministra-candidata de los cuadros de que la acompañarían en su campaña. En ese foro ella, de una, descalificó a Duque por joven. “Ese joven tan bien preparado, debe esperar un poco para llegar a la presidencia. Entre tanto puede ser un gran ministro de hacienda”. Le puso un dique a Duque. Solo lo quiere como ministro.

Mientras todas estas jugadas se adelantaban en Bogotá, en la Costa Uribe y Duque esperaban la decisión final de Pastrana, que no fue distinta a “o Marta o nada”.

Con un Ordoñez desaparecido o desdibujado, empezó a resquebrajarse la coalición Pastrana-Uribe.

Simultáneamente la presentación de Ramírez, no había caído muy bien a quienes ella consideraba sus alfiles.

El conservatismo, que estaba casi listo para adherir a Marta, sacó la mano y empezó a soñar con del destituido Ordóñez.

Uribe y Duque no admiten nada que se parezca a un “carisello”, entre Marta y Duque.

Pastrana también salió del círculo cuando advirtió que “mi tarea en selección de candidato de coalición ha terminado”.

Se ha retrocedido a diciembre y el uribismo queda con Iván como candidato único y sin la ambicionada coalición que buscaba aumentar la votación de la extrema derecha. Ellos mismos lo han dicho: “Ese es el mecanismo –la coalición Ordoñez, Uribe, Pastrana, Marta y Alejo- democrático, participativo, transparente que nos dará la unidad para ganar”.

Quedan dos coaliciones, por ahora, que pueden alcanzar la presidencia: las de Fajardo, López y Robledo, y Clarita, Petro y Caicedo.

Tremendo remolino el que se ha armado con la superpoblación de candidatos que quieren disputarse la izquierda y la derecha para gobernarnos cuatro años.

La gran pregunta es: ¿y de Vargas Lleras y De la Calle qué?

BLANCO: Nace la Fundación Colombiana de Periodismo, para defender la Libertad de Prensa.

NEGRO: Los atropellos de Gas Natural. No envían las cuentas a tiempo. Cortan el servicio, sancionan al consumidor y cobran reconexión.
gabrielortiz10@hotmail.com

Acerca de Revista Corrientes (1952 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas