Al instante

BLANCO Y NEGRO: JEP contra viento y marea

Por Gabriel Ortíz, gabrielortiz10@hotmail.com

La pluralidad del derecho en la Jurisdicción Especial de Paz. Mosaico de lasillavacia.com

Por fin apareció el humo blanco que imprimió vida a la Jurisdicción Especial para la Paz, con gentes capaces, dignas y honestas que garantizará, los principios de la verdad, la justicia y la reparación.

La nómina de los escogidos, debe ser impecable, a juzgar por las críticas de los enemigos de la paz, que alegremente los calificaron de extremistas de izquierda y enemigos de Uribe.

De inmediato la emprendieron contra Rodolfo Arango y Sandra Rocío Gamboa. Los usuales tuiteros atiborraron sus pizarras con comentarios descalificadores. Eso se veía venir.

Los magistrados, desde luego, tienen sus propios principios políticos, religiosos y sociales, amén de sus ideales. No son de aquellos que actuarán según lo ordene fulano.

Estamos en otra dimensión, con unos magistrados justos y estudiosos, que no le temen al tuitero mayor, ni a sus fanáticos seguidores. Estamos en terreno firme. Todos los implicados tendrán las garantías suficientes porque los Magistrados actuarán con toda la seriedad del caso. Así que podrán acudir a la JEP todos, sin temor alguno, inclusive incrédulos discípulos y apóstoles.

Los Magistrados, pertenecen a todas las clases sociales colombianas, los hay blancos, negros, indígenas, hombres y mujeres. Y muy seguramente, sacarán la cara por la justicia que tenemos hoy, en la cual impera la corrupción. No habrá tarifas para vencimiento de términos, para casa por cárcel, para engavetar expedientes, ni para tantas cosas más, como ocurre en ciertos tribunales, juzgados, fiscalías y Cortes.

Algunos enemigos de la paz, que con encono, saña y odio quieren torpedear la JEP, establecen una manguala CD-CR-NM para sabotear la ley estatutaria, pero parece que la munición no les alcanzará.

Los colombianos nos merecíamos una tregua, estamos ya disfrutando la que se logró con las Farc; a punto de conseguir un nuevo peldaño con el ELN y vemos cómo hay otros grupos violentos haciendo cola para ingresar a la nueva Colombia, que camina por los senderos de la convivencia, el perdón y la fraternidad. Esa que ya no tiene soldados heridos en el Hospital Militar, que ha tenido que destinar las salas de velación del Cantón Norte, para los héroes que mueren de viejos y ocupar los cuarteles con soldados optimistas y dedicados a la milicia social.

Colombia degusta un nuevo manjar que pronto se convertirá en la comidilla que alimentará a unos ciudadanos ávidos de aportar para el desarrollo que traiga para todos por igual un bienestar y un panorama amplio y despejado.

Nuestros campesinos, ya empiezan a producir alimentos que dejan márgenes exportables para unos mercados internacionales que están al acecho, para llevárselos y suplir sus necesidades.

El turismo internacional nos invade, porque hemos podido mostrar las bellezas y las amabilidades de nuestras gentes.

La JEP, era absolutamente necesaria para blindar la paz que nos merecemos y que tantas cosas nos generará.

BLANCO: El plan Santos para defender Caño Cristales.

NEGRO: Ahora se quiere poner el palo en la rueda a las pensiones, porque la plata se la llevó la corrupción.

gabrielortiz10@hotmail.com

Ir a la barra de herramientas