Al instante

BLANCO y NEGRO : Robo y teatro mundial

Por Gabriel Ortíz

Frustración, impotencia! la salida del mundial. Foto RCN Radio

El telón bajó para millones de aficionados al futbol, que una vez más sintieron las mayores desilusiones de un deporte que junta a casi todo el planeta. Fueron cuatro años esperando la hora en que en Rusia se daría el pitazo inicial que ponía el balón el juego.

Todos los países en los que se practica el deporte de multitudes se esmeraron en conformar sus  equipos, y juntaron a sus mejores hombres que estaban dispersos por el mundo en equipos que se lucraban de su habilidad y destreza.

Colombia armó con sus grandes figuras, uno de los mejores onces que llegaron a Rusia. Un traspiés inicial nos bajo la moral, pero después, con ese Mina desaforado por el gol, le imprimió la fortaleza que llenó de ilusiones a un país que quería la gloria y que estaba listo para lograrla.

Ese martes 3 de julio, todo esperaba el Otkrytie Arena, menos que la deshonestidad hiciera aparición. Ya Norteamérica la vio, la padeció y por poco acaba con la Copa de Oro en el 2015.

El dudoso juez conocido como Mark Geiger, le imprimió un rudo golpe a esa importante confrontación futbolística. Dirigió, si así se puede calificar, el partido entre un aguerrido y bien preparado Panamá y un onceno Mejicano igualmente sediento de triunfo. Los istmeños penetraron a los 24 minutos la valla mejicana. Ese marcador se mantuvo hasta los 89 minutos cuando el “torcido” Geiger vio o que nadie más vio y le regaló un penalti a Méjico, para empatar el partido. Siguieron dos tiempos suplementarios, pero a los 105 le obsequió otro penalti a los “manitos”. Fue el partido clave para que Méjico ganaran la Copa Oro. La prensa tituló: “Un robo más, Méjico está en la final de la Copa Oro gracias al árbitro Mark Geiger”. 

Esas tradicionales hazañas de Geiger, afloraron -¿gratis?- durante el partido Colombia Inglaterra. Nuestra valerosa Selección las resistió. Solo veía faltas de los colombianos y les regaló un penal a los ingleses. Es experto en cambiar el rumbo de los juegos. Inconcebible que un arbitro que fue suspendido por malo y poco honesto, haya sido designado para dirigir una contienda tan definitiva en este mundial. ¿Será “un robo más”, como dijo Maradona?

La última garantía: “el var”, no fue tenida en cuenta, ni para Geiger, ni para los máximos vigilantes de la FIFA, que están en la parte alta del estadio. 

Fuera del robo, quienes observamos el partido por televisión y quienes estuvieron en las tribunas, observamos con estupor el teatro que maneja el futbol actual. Los ingleses parecían muñeco de porcelana. Medio los tocaban y se resquebrajaban, mordían tierra y se retorcían de un dolor que desaparecía con la milagrosa agua de los masajistas.

Esa práctica que impone por todo el mundo Neymar hace carrera y los árbitros cohonestan con ella. Nos “raponearon” el partido, pero tenemos selección.

BLANCO: El ELN, dice que mantendrá mesa con el gobierno Duque.

NEGRO: Los asesinatos de los líderes de los Derechos Humanos.

gabrielortiz10@hotmail.com 

Acerca de Revista Corrientes (2000 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web

1 comentario en BLANCO y NEGRO : Robo y teatro mundial

  1. En Colombia ser pilo “No Paga”
    Por

    Saul Sánchez Toro
    ssancheztoro@gmail.com

    Cuando Danna abrió por primera vez sus dos grandes ojazos negros, aquella fría mañana del 14 de enero de 1987, en el Hospital General de Medellín, lo primero que vio fue a su bella madre y a su abuelita materna, sonriéndole; pero no vio por ningún lado a su padre. Imposible verlo, porque éste, había sido asesinado cuatro meses atrás, por las traicioneras balas de un grupo, encargado de acallar las voces de aquellos que pensaban diferente. Y su padre, un joven hidrólogo de 37 años, formado en la Universidad de Tasken, URSS, cometió el error de aceptar el cargo de Secretario del Sindicato de Profesores de la Universidad de Medellín, donde trabajaba, lo que puso en su cerviz la diana por donde segaron su vida. Todo por haber estudiado en Rusia de donde regresó con el estigma de enemigo del Estado, marxista- lenininista.
    Marta Inés, la madre de Danna , una mujer pacoreña, aguerrida, estudiante universitaria, no le quedó más remedio que abandonar sus estudios de Ingeniería civil y dedicarse a criar a sus dos pequeños, ahora enfrentados sin padre a la cruda realidad de viuda a los 19 años, en donde tenía que subsistir con la pensión mínima, único legado de su esposo.
    Con el corazón destrozado, viajó a Manizales donde se dedicó a “levantar” a sus dos criaturas de 1 y 2 años.
    Pasó el tiempo y Danna ingresó al Instituto Universitario de Caldas donde su liderazgo se hizo notar cuando tomó a su cargo el grupo de porristas de la institución.
    En un acto público de la entidad, en donde estaría presente el Alcalde Municipal, el Gobernador del Departamento y lo más granado de la sociedad manizalita, pidió permiso, al coordinador de disciplina, para leer públicamente una carta de protesta por la desatención a sus porristas, que obviamente le negaron su lectura, y lo que dio mérito para que la expulsaran por quince días del benemérito claustro caldense, solo por pensar diferente (como lo hacía su padre) y lo más grave y absurdo, fue que el respetabilísimo Don Raúl, el flamante Rector de la entidad, en un acto de soberbia, le quitó el derecho que ella tenía de ser la mejor alumna de su promoción, por haber obtenido el mejor ICFES de la entidad, en la jornada de la mañana de ese año 2003. El hombre, se las ingenió, acolitado por un sumiso y blandengue Consejo de Profesores, que en acto mezquino decidió, por primera vez, en la historia de la entidad, unir las dos jornadas para entregar el reconocimiento al mejor bachiller, un alumno de la Jornada de la Tarde, que por dos puntos la aventajaba.
    Volvieron a Medellín donde su dedicación le permitió graduarse como la mejor estudiante de la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Antioquia promoción 2012. Había sido matrícula de honor, en tres ocasiones, durante la carrera.
    Viajó a Lund, Suecia con una supuesta beca condonable de Colfuturo, entidad creada dizque para que jóvenes brillantes, se capacitaran y fueran el porvenir de Colombia y media beca de Enlaza Mundos, entidad ideada por la Alcaldía de Medellín para ayudar a estudiantes “pilos” de Antioquia.
    Regresó al país en noviembre del 2017, con una sólida preparación y con su cartón de Magister en Ciencias del Ambiente y Sostenibilidad, carrera que forma en biodiversidad, eficiencia energética, sociedades sostenibles, conservación ambiental, energías renovables, uso de recursos naturales, etc. y lo primero que se encontró, cuando llegó , fue una descomunal deuda, de 150 millones de pesos con Colfuturo, (¡!!!) y quince millones con Enlaza Mundos, entidades que no le quisieron condonar el préstamo, a pesar de ser ella reconocida como víctima en el Regitro Unico de Victimas, porque regresó a estas tierras un año después de lo pactado (¿???) desconociendo dichos organismos que los problemas de salud (estuvo tres meses recluida en una clínica), son imponderables, imprevistos con los que un estudiante no cuenta.
    Repartiendo hojas de vida, las ofertas salariales que le hacían no alcanzaban para pagar el millón ochocientos que desde ya empezó a cobrarle Colfuturo, en dólares.
    Gracias al SENA, consiguió un contrato de trabajo a término fijo, trabajando como profesora de Inglés (¿??) en un lejano pueblo de Antioquia, convirtiéndose así en uno más de los cerebros fugados, subutilizados, desaprovechados. Por eso, en Colombia ser pilo, brillante, excelente, estudiante óptimo, definitivamente… “no paga”.

Los comentarios están cerrados.

Ir a la barra de herramientas