Al instante

Alcalde de Nueva York declara la guerra al cigarrillo

Por Héctor Rodríguez Villa, Nueva York

Nueva York, el lugar más caro del mundo para los fumadores. Foto rec-end.gfrcdn.net

El alcalde neoyorquino, Bill De Blasio, acaba de lanzar una vigorosa ofensiva contra el consumo de cigarrillos en la llamada “capital del mundo”, donde anualmente mueren a causa de este vicio más de 12.000 fumadores, según estadísticas oficiales.

El burgomaestre de la “Gran Manzana” tomó, entre otras, las siguientes decisiones para presionar la merma de la demanda del producto y  la caída del consumo:

A) El precio de la cajetilla de cigarrillos sube de diez dólares con 50 a trece dólares.(El alza debe tener con los pelos de punta a los fumadores gringos).

B) Queda terminantemente prohibido fumar en edificios públicos, parques públicos, aparcaderos, centros de recreación, parques infantiles, el subterráneo o Metro y demás sistemas de transporte masivo, así como en teatros, coliseos y demás escenarios recrativos.

El alcalde Blasio, que buscará en las urnas su reelección, en vista de que tiene el apoyo de la mayoría de los habitantes de la gran metrópoli, dijo que espera reducir de 900 mil a 160 mil la cifra de fumadores en la bailónica Nueva York, en los próximos cuatro años.

Su ciudad, desde hoy, pasa a ser la más cara del mundo para los fuma1dores del globo terráqueo.

Las tabacaleras estadounidenses deben estar supremamente alarmadas con esta declaratoria de guerra.

Ir a la barra de herramientas