Al instante

Absurdos

Por William Giraldo Ceballos

Foto cortesia minuto30.com

Para una incapacidad de 4 días, un paciente afiliado y atendido recientemente  por  la EPS Cafesalud en una de las ciudades del país, debe desplazarse ahora hasta Bogotá para que le autoricen el pago de una incapacidad laboral de cuatro días   en las oficinas de  Medimás  EPS.

Eso le dijeron un paciente en las antiguas oficinas de Cafesalud, pese a su insistencia en que el representante de Medimás, el doctor Gómez había dicho por todos los medios de comunicación que lo único que iba a cambiar era el aviso y que los afiliados a Cafesalud no tendrían nada que temer puesto que los trámites y la atención solo tenían un nuevo nombre.

Si de verdad la política es que los afiliados a la antigua Cafesalud tengan que desplazarse a Bogotá para que les den la autorización de pago de sus incapacidades, a los pacientes les va a salir más caro el remedio que la enfermedad. “Figurese que un trabajador incapacitado tenga que viajar a Bogotá desde Neiva o desde Barranquilla para que le reconozcan y autoricen el pago de la incapacidad cuando ésta sea superior a tres días?”

La Superintendencia de Salud debe asumir el conocimiento de este asunto y pronunciarse porque el número de casos se va a disparar en proporciones similares al número de afiliados a Medimás, antes Cafesalud, en todo el país

Absurdo, no?

Peñalosa, el alcalde absurdo

El absurdo más alto de Colombia
Foto El Tiempo

Algo hay detrás de la terquedad de Enrique Peñalosa como alcalde para meterle Transmilenio a todas las calles de Bogotá “para desestimular el uso del carro”.

No ha solucionado el problema de la movilidad y de la inseguridad en los buses de Transmilenio  y quiere que todo el mundo se suba a un  sistema malo, costoso, contaminante y explotado económicamente  por un grupo privado de empresarios.

La alternativa es la bicicleta, pero no hay seguridad y diariamente son atracados y heridos los ciudadanos que le han seguido la corriente.

Y “para desestimular el uso del carro” planteó en los  últimos días la brillante idea de convertir las calles que él angostó en costosos parqueaderos de vehículos con una sobretasa adicional para construir  nuevas vías y que en los edificios  que se construyan en la capital, de aquí en adelante, no tengan parqueaderos.

¿Sobretasa para construir nuevas vías? y entonces a dónde van a parar los recursos de la sobretasa  a los combustibles que tiene esa destinación específica. Bogotá es la ciudad  de colombiana en donde más combustibles se consumen diariamente y nadie de razón del valor recaudado  anualmente por ese concepto.

Bien. A este loquito de dos metros  solo le falta prohibir la venta de automóviles. No lo ha hecho porque el daño fiscal que causaría a la ciudad sería enorme. Es un desagradecido con quienes pagan los impuestos por usar el carro.

¿Y no fue Peñalosa el que metió el pico y placa que duplicó en menos de tres años el número de vehículos circulando por la ciudad? Hizo negocio hasta con unas calcomanías para los parabrisas de los carros que nunca tuvieron aplicación real y costaron una millonada a su alcaldía.

¿Por qué le interesa a Peñalosa usar la plata de los bogotanos en abrirle vías privadas a los dueños de Transmilenio?

¿Por qué Transmilenio por la carrera séptima y no un tranvía, amigable con el ambiente, como le gusta a él?

Si Peñalosa  es capaz de construir el metro, ¿qué irá a pasar con las vías privadas y los que ya serán obsoletos vehículos de Transmilenio?

 

Cambio Radical de alcaldía

Imagen paginasamarillasdecolombia.com

Al finalizar agosto habrá elección de nuevo alcalde para Girardot, Cundinamarca porque los dos últimos están presos por corrupción.

Absurdo que después de 18 meses de producirse la captura del último alcalde,César Fabían Villalba,  se autorice reemplazar a José Alejandro Arbeláez, designado por el gobernador de Cundinamarca, mientras se aclaraba la situación jurídica del titular.

Girardot ha sido fortín de liberales y de otros liberales disfrazados en alianzas para tomar el nombre de otros partidos con el mismo propósito: hacer fiestas con el erario.

Fiestas, sí, porque la única gestión de los últimos 10 alcaldes ha sido El Reinado Nacional del Turismo. En infraestructura y en programas sociales, la plata y las obras las ponen la Nación y el departamento.

Girardot ocupa el primer lugar en Colombia en enfermedades virales como V.I.H.  y la inseguridad es el dolor de cabeza de los girardoteños y  está espantando a los turistas de una ciudad porteña del Magdalena  que ya no tiene puerto.

Parece absurdo, pero los gobernadores se hacen los de “la vista gorda” con las administraciones de Girardot.

 

 

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page