Al instante

La Barca de Calderón: ¿Inspectores de bosques?

Por William Calderón Z.

cronicadelquindio.com

DESMONTAN BATALLONES DE ALTA MONTAÑA

Los batallones de Alta Montaña, magnífica idea del General Mario Correa, en primera etapa de la era del ex presidente Uribe, han terminado su ciclo.

En efecto, fueron acabados de un solo tajo por el propio ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aupado por su compañero de gabinete, Gabriel Vallejo, el primer funcionario del “miedo ambiente”.

Recordemos que estos batallones fueron creados con grandes esfuerzos, superando alturas superiores a los 3.500 metros y con una temperatura promedio de tres grados centígrados bajo cero. (Todo un frío siberiano que calaba los huesos).

UN CONTROL EFECTIVO

Los batallones de Alta Montaña fueron diseñados para controlar y evitar el avance del narcoterrorismo por sus corredores estratégicos de movilidad que les permite ocultar secuestrados y traficar armas e insumos para la producción de la droga, su verdadero combustible para la guerra.

Esta iniciativa salió del magín de la entonces ministra de Defensa, Marta Lucia Ramirez de Rincon, y el tropero y visionario general Mario Correa, en las grandes épocas de la Seguridad Democrática.

Con estas unidades en acción se fortaleció la presencia de la fuerza pública en departamentos como Cundinamarca, Boyacá, Valle del Cauca y Quindío y se permitió debilitar los distintos frentes terroristas que azotaron esas regiones por aquellas calendas.

CLUBES DE JARDINERIA O

INSPECTORES DE BOSQUES

Ahora, los desaparecidos batallones terminan como inspectores de bosques para evitar el tráfico de flora y fauna silvestre, lo mismo que la explotación irregular de madera, sin el debido permiso.

Este hecho –el peor que ha podido sucederle a nuestro Ejército, más grave aún que la suspensión de los bombardeos– fue anunciado en el encuentro de directores de corporaciones autónomas que se celebró en Manizales.

Por lo visto, ahora nuestros batallones se convertirán en Clubes de Jardinería, como lo expresó el ex ministro Fernando Londoño Hoyos, desde su “Hora de la verdad”, de RCN-Radio, al cuestionar la desafortunada decisión del presidente Santos y su ministro Pinzón.

SOLDADOS DESVARADORES

Por lo visto, el binomio en mención sigue dando palos de ciego.

La medida anunciada en la capital de Caldas, sobre el desmonte de los batallones de Alta Montaña, es muy parecida a aquella en la que se puso a los soldados de la patria a desvarar a los viajeros que pinchaban llanta en las carreteras colombianas, especialmente en los llamados “Puentes Emiliani”.

Para colmo, se mostraba a los miembros de las tropas regulares, en mensajes de televisión, diciéndole al país que los hombres de Acero sí servían para algo más. ¡No hay derecho!

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page